¿Veraneo en casa? ¡No, ‘staycation’!

Artículo publicado el 28 de Julio de 2010
Artículo publicado el 28 de Julio de 2010
Es un éxito, como la canción del verano. Nacido durante la crisis que comenzó en 2008, el neologismo vaga desde hace dos años por Europa y espera su momento estelar. Ha llegado la hora, es la palabra de moda

Parece una eternidad, pero la crisis económica internacional celebra su segundo cumpleaños. Y en los ‘festejos’, hay un término que recibe una gran atención: staycation, del inglés stay (‘quedarse’) y vacation (‘vacaciones’). El resultado no es sólo un neologismo, sino también un auténtico fenómeno, un estilo de vida. Nacido en Estados Unidos, ha sido copiado (gracias a la crisis) en Europa. El panorama económico no es precisamente de color de rosa, todo se encarece, las vacaciones en la playa se han echado por tierra... Solución: ¡vacaciones en casa, staycation!

Europeos a la moda

Franceses e ingleses, siempre listos a marcar la diferencia, se han apropiado del término antes que los demás. En un estudio realizado en 2008, el 60% de los franceses encuestados contestaron que pasarían probablemente sus vacaciones chez soi (‘en su casa’). En Inglaterra, el 59% de los encuestados respondieron lo mismo. Home, sweet home ('hogar, dulce hogar'). En España, esta tendencia es ya igualmente conocida y sacrificamos las vacaciones en el extranjero para rescatar la accidentada industria del turismo

Al parecer, en Italia ni conocen el término, ni el fenómeno del staycation. De hecho, allí practican un tipo especial de vacaciones en casa: año tras año, muchos italianos (tres millones según el Corriere della Sera) se esconden en sus casas porque no tienen dinero para unas buenas vacaciones. Si esto no es el colmo del staycation, ¿qué es si no? Dan las plantas a los vecinos para que las cuiden, aparcan el coche en otro lugar, compran recuerdos de las vacaciones por internet... Todo para dar la sensación de haberse ido de veraneo. Los psicólogos denominan este fenómeno vacanze talpa ('vacaciones del topo').

En Alemania el proverbio Warum in die Ferne schweifen, wenn das Gute liegt so nah? (‘¿por qué buscar lejos lo que tienes en la puerta de casa?) está más de actualidad que nunca. O también Ob Norden, Süden, Osten oder Westen, zu Hause ist es doch am Besten ('No importa que esté en el norte, sur, este, oeste, en casa siempre está siempre lo mejor). Pero los alemanes no habrán oído hablar del staycation: aquí se hacen las vacaciones en Balconlandia (Urlaub auf Balkonien). Suena casi como un destino exótico de vacaciones. 

¿A dónde nos llevará la moda del staycation? ¿Gente en bikini o bañador tomando el sol en la explanada del museo que combina sus momentos de ocio con los de las vacaciones en la playa? ¿Un aumento sin precedentes de las ventas de guías de viaje gracias a las guías de staycation? ¿Y cómo llamaremos a los que hacen sus vacaciones en casa? ¿Staycationeros? Balconianos? ¿Sobre qué va a meditar el topo europeo este verano? ¡Sobre el balcón, claro!