Vivir - Franck Saurel (ùmido)

Artículo publicado el 28 de Agosto de 2007
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 28 de Agosto de 2007
Querria presentaros a los niños y niñas que frecuentan este lugar todos los días, tienen entre 10 y 17 años y son del campo de refugiados de Jenín. Invaden el teatro a partir de las 10 de la mañana y suerte que las puertas están abiertas. No esconderé el hecho de que he cogido cariño a todos estos niños, no podéis imaginaros hasta qué punto sienen sed... de TODO.
Asisten a cursos de teatro, de informàtica, de circo y de carpoeira, en este momento conmigo. Sus emociones están multiplicadas por mil, están a flor de piel, y agarran todo lo que la vida les ofrece. "I love you, do you love me?" es una frase frecuente en sus labios, “habibi”, te quiero, o una batalla que os deja sin aliento, una sonrisa sincera e inocente, risas, sonrisas… violencia desbordada, amor desbordado, desbordamiento de un amor violento. La ocupación les aísla en esta ciudad y la sociedad les encarcela en este futuro de mártires… qué tontería la guerra, como decía aquél.

Mientras los obstáculos se levantan cuál montañas negras embozando sus futuros, ellos vienen a aprender y a jugar. Qué valor. Algunos piensan que hacerse mártires es una solución, aunque no les apetezca, otros entienden que la educación y el conocimiento son una solución, aunque no tengan acceso a ellos, juegan, explican, aprenden, mientras todo se construye en contra suyo, este lugar resiste y ellos resisten en este lugar. “A los 17 años me alcanzaron 4 balas de fusil y conservo las marcas de un cuchillo durante un interrogatorio” me cuenta el mismo Fares que acaba de regalarme una flor, esta famosa flor que sólo desprende su perfume en el corazón de la noche… TODOS, y digo bien TODOS han elegido la vivir.

Franck Saurel (ùmido) Traducción del francés: Núria Serra