Voina: “Como activista ruso, no estoy seguro de que vaya a vivir mucho”

Artículo publicado el 12 de Diciembre de 2011
Artículo publicado el 12 de Diciembre de 2011
Los organizadores dicen que casi 100.000 personas participaron el pasado 10 de diciembre en la mayor protesta de Rusia contra el gobierno, al que acusaban de fraude en las elecciones parlamentarias del 4 de diciembre. Hablamos sobre esto y otros asuntos en la segunda parte de una entrevista en exclusiva son los miembros de Voina.

cafebabel.com: ¿Qué opináis de las reacciones de los medios ante vuestras acciones?, ¿cuál es el mayor tópico que habéis escuchado sobre vuestro grupo?

Koza (Natalia Sokol, coordinadora del grupo): En los medios circulan muchísimos mitos sobre Voina. Cualquier publicación se compone en un 30% de chismes y rumores, aunque nosotros siempre estamos disponibles y abiertos a hablar con los periodistas. Lo que sucede es que en Rusia no existe el periodismo honesto e independiente. Ha sido erradicado. Por otra parte, la desinformación de los medios a veces nos beneficia. Tener esta nube de mentiras alrededor ayuda cuando el estado está intentando encausarte en un proceso penal.

Leo(Leonid Nikolaev, presidente del grupo): El mayor tópico es que simplemente somos “juventud dorada” malcriada, niños ricos acostumbrados a la fiesta con padres poderosos que nos libran de los problemas. En realidad, llevamos una existencia profundamente clandestina viviendo la vida honrada de los rusos pobres.

cafebabel.com: ¿Qué pensáis de la política rusa actual? ¿Y sobre la cultura rusa?

Vor (Oleg Vorotnikov, ideólogo del grupo): No existe la política en la Rusia actual. La llamada oposición parlamentaria está totalmente dominada y controlada. Los comunistas hace tiempo que se convirtieron en prostitutas al servicio del régimen. Han apartado a la oposición no parlamentaria de la calle, la han aplastado, han puesto a sus activistas están entre rejas o les han exterminado físicamente en revueltas policiales o a manos de agentes del infame departamento “centro E”, el departamento antiextremista, que ha asumido el papel de policía secreta encargada de suprimir toda disidencia política. La lista de activistas y periodistas rusos mutilados o encarcelados sigue aumentando.

Por su parte, ahí tenemos a los denominados liberales, un grupo burgués autoproclamado parte de la oposición. Sin embargo, todo lo que hacen es pasar el rato y organizar festivales en su honor, todo consentido por la administración presidencial. Se divierten en centros turísticos campestres donde organizan conferencias y lo llaman actividades de protesta. No son más que niños a la última moda agarrados a un iPhone para discutir la revolución en Twitter. No les interesa nadie más que ellos mismos, pero son muy convenientes para el régimen.

No obstante, ahora el movimiento de protestas clandestinas van en aumento. Se compone de activistas que ya no ven futuro en los métodos de protesta pacíficos. Se trata de personas sumamente herméticas y con ambiciones serias que se organizan en equipos clandestinos y grupos que se opondrían al régimen por la fuerza. La protesta pacífica se han agotado a sí misma.

Leo: Durante el gobierno de Putin (2000-2008), el régimen ha desacreditado las protestas pacíficas a través de medidas violentas contra concentraciones inofensivas así como con palizas y largas condenas de prisión para activistas pacíficos. Por otra parte, los partidarios de esta clase de protestas se han desacreditado a sí mismos durante mucho tiempo: no han logrado encontrar una manera de que sus protestas fueran efectivas. Actualmente solo hay una manera de hacer oposición en Rusia: guerra o Voina.

cafebabel.com: ¿Veis más tendencias positivas en la Rusia de hoy?

Vor: Sí. Actualmente están germinando una serie de activistas desconocidos en la clandestinidad y son las únicas personas con las que nosotros trabajamos. Todos nuestros pensamientos y acciones pertenecen a Rusia. Sin embargo, no estoy completamente seguro de que Rusia tenga algún futuro. Solo sería capaz de perpetuar su existencia como país sin necesidad de sacrificios humanos en el mejor de los casos. Y ése es el pronóstico más optimista.

cafebabel.com: ¿Qué artistas admiráis?

Leo: No tiene sentido hablar de artistas. Nuestro gusto artístico es irrelevante. El arte nos influyó cuando éramos estudiantes, nos ayudó a formarnos, pero ya no es el centro de nuestra vida.

Koza: Ya no nos preocupamos por el arte. Somos políticos, luchadores.

cafebabel.com: ¿Dónde os veis dentro de 10 años?

Vor: No estoy seguro de que vaya a vivir tanto. La senda de un activista ruso es trágica. Una vez que te comprometes con la acción, ya no perteneces a este mundo. Perteneces al accionista.

Leo: Yo tengo confianza en que el régimen se atragante con nosotros. No somos comestibles. Somos fruta envenenada.

Koza: En octubre cerraron la investigación criminal contra Voina. De repente, la oficina del fiscal decidió reabrirla. Hay una orden internacional de arresto contra Vor. A mí me busca la policía de todo el país. El 18 de octubre efectivos del Centro E nos secuestraron a Kasper y a mí. El sistema lleva trabajando para quitarnos a nuestro hijo desde noviembre de 2010. Cada vez se acusa a los miembros de Voina de más y más cargos. Detienen a nuestros activistas en San Petesburgo con regularidad, los policías invaden sus casas y destruyen sus posesiones personales en registros falsos. Tan solo hace unos días, dos policías de paisano (con toda probabilidad dos agentes del Centro E) asaltaron la casa de Leo en Moscú, aunque en aquel momento Leo estaba libre de cualquier cargo criminal. La mayoría de nuestros miembros ya han abandonado su hogar y han recurrido a la vida clandestina.

Vor: Para nosotros 10 años no significan nada. Nosotros pertenecemos a la historia.

Lee la primera parte de la entrevista en exclusiva con Voina: “El régimen se está cargando al pueblo ruso”

Fotos: © Voina/ Yandex; vídeo: youtube