Wax Tailor: ¿Qué significa Europa exactamente?

Artículo publicado el 3 de Noviembre de 2016
Artículo publicado el 3 de Noviembre de 2016

Uno de los artistas franceses más anglófonos de su generación saca su quinto álbum, creado entre Nueva York y Los Ángeles. De gira por el Viejo Continente, el compositor y productor musical Wax Tailor comparte su opinión sobre los temas del momento: Brexit, política y terrorismo. 

Cafébabel: Has producido tu quinto álbum en Estados Unidos. ¿Qué hay allí que no tiene Europa?

Wax Tailor: No puedo opinar de los demás países europeos pero, en comparación con Francia, en Estados Unidos reina un cierto positivismo mientras que aquí vivimos en un pesimismo constante. Los estadounidenses tienen energía para dar y tomar, un lado emprendedor que incluso a veces puede parecer excesivo. La primera vez que empecé a trabajar en un proyecto sinfónico a los americanos les pareció fantástico mientras que en Francia me dijeron, desde el primer momento, que eso sería complicado. Lo curioso, en cambio, es que al final logramos sacarlo adelante en Francia y no en Estados Unidos.

Cafébabel: Eres músico y haces giras. ¿Cuál es la ciudad europea que más veces has visitado?

Wax Tailor: En general, tengo una relación excelente con Europa del Este. La primera vez que fui a tocar a Varsovia, no me esperaba tan buena acogida. Había una energía verdadera. En FranciaReino UnidoAlemania tendemos a cultivar una especie de curiosidad aburrida respecto a la música. En ParísLondres y Berlín están pasando muchísimas cosas. Por tanto, esa sensación de 'no tenemos que perdérnoslo' está menos presente.

Cafébabel : En tus comienzos organizaste la primera gira del grupo sueco 'LoopTroop'. En Suecia parece que todo es perfecto, ¿no?

Wax Tailor: Francamente, no sé si allí es todo perfecto. Personalmente, tengo un poco la impresión de que todo es carísimo. Respecto a Looptroop, hace 15 años me parecía el mejor grupo europeo del momento. Puse en marcha un proyecto que se llamaba Breathing Under Water, cuyo objetivo era promover grupos ajenos al dominio cultural de Francia, Estados Unidos y los países anglosajones. Creo que es importante interesarse por otras cosas que no sean las que transitan por las autopistas culturales.  

Wax Tailor - Worldwilde

Cafébabel: Apareciste en la banda sonora de la película París, del realizador francés Cédric Kaplisch [autor también de la película Una casa de locos, filme de gran fama en Europa, ndlr]. El primer director en hacer una película sobre el programa Erasmus. ¿Has salido alguna vez fuera de Francia para estudiar?

Wax Tailor: No, pero me hubiera gustado. Tengo que decir que cuando yo estudié, el programa Erasmus no era realmente una opción. Me parece mucho más abierto hoy en día. Veo cantidad de jóvenes que se van a Estados Unidos. Yo, personalmente, me habría ido a Inglaterra, a Londres

Cafébabel: ¿Qué piensas del Brexit?

Wax Tailor: Encuentro el tema extremadamente complejo. Cuando se pregunta a alguien si se siente europeo, pienso que hay asuntos que habría que plantear previamente. ¿De qué estamos hablando exactamente? ¿Qué significa ser europeo? ¿Hablamos de una comunidad de 500 millones de habitantes que sienten que tienen un destino común? ¿O hablamos simplemente de una estructura política y económica que sabemos que está deshumanizada? El Brexit abarca cuestiones muy complejas. Afirmar, como he escuchado a menudo, que ese referéndum fue una tontería y que los ingleses son todos idiotas, lo encuentro bastante simplista. Lo primero que habría que preguntarse es qué representa Europa.

Cafébabel: ¿Y qué representa según tú?

Wax Tailor: Un proyecto político deshumanizado. Realmente tengo la impresión de estar desconectado de lo que pasa. No tengo la sensación de participar en su elaboración. He metido una papeleta en una urna sin tener el sentimiento de que sirva para algo. Por tanto, en Europa y a nivel nacional, tenemos un problema de representatividad. Ya no creemos en nuestros dirigentes. Muestran una verdadera falta de coraje.

Cafébabel: ¿Quién podría representar una nueva forma de hacer política?

Wax TailorManuela Carmena, la alcaldesa de Madrid. Es una ex alta magistrada que afirmó nada más ser elegida que solo ejercería un único mandato, durante el cual mantendría su responsabilidad como ciudadana. Se benefició del apoyo de Podemos durante su campaña, pero lo que me gusta de ella es que replantea el concepto de la política de carrera. Es uno de los principales problemas de hoy: los responsables no deberían poder hacer carrera en política o considerar la política como una carrera. Porque lo que vuelve loca a la gente es ver las mismas caras explicándonos cada 5 años que esto va a cambiar.

Uno de los primeros recuerdos de mi infancia es la elección de François Mitterrand en 1981. Recuerdo a mis padres sacando una botella y a los vecinos viniendo a mi casa a celebrarlo. Es una generación que conoció la esperanza política. Aunque sólo duró dos años, pero bueno (risas). No lo volvimos a vivir hasta la elección de Obama en 2008, a quien se le esperaba, erróneamente, como Supermán. Sólo el hecho de que alguien haya podido encarnar algo y que la gente haya tenido ganas de creer en ello, me produce envidia. Un día me gustaría ir a depositar una papeleta en una urna a favor de alguien y no contra alguien. Somos legiones los que decimos que cada vez que vamos a votar lo hacemos 'al menos malo'. Ya no hay nadie que nos ilusione.

Cafébabel: Empiezas tu álbum con los ataques contra Charlie Hebdo y lo acabas con el atentado de Niza. ¿Cómo planea la sombra del terrorismo en tu disco?

Wax Tailor: Fue un seísmo enorme. Conocí Charlie Hebdo de adolescente, así que fue como si hubieran asesinado a gente de mi familia. Una especie de 11 de septiembre, pero cuya onda de choque está evidentemente mucho más próxima. Hemos entrado en una era del miedo que marca definitivamente la entrada en el siglo XXI. Ante todo esto, en un primer momento me quedé bloqueado. Creo que, como un montón de gente, sentí la necesidad de tomar distancia respecto a los comentarios y a los canales informativos 24 horas que difundían cosas horribles. Estuve seis meses sin tener las cosas claras. Perdí toda relación natural con las redes sociales, por ejemplo. Yo, que nunca me había hecho preguntas, sentí de repente que tenía que revisar mi parrilla de lectura. Me hice preguntas sobre una pila de cosas: la laicidad, la religión, la tolerancia... En pocas palabras, ha habido claramente un antes y un después.

Cafébabel: Dices que quieres hacer el mundo más sensible a través de tu música.

Wax Tailor: A menudo se me ha comprendido mal. El enfoque de todo lo que hago me gusta colocarlo en una especie de lucha contra el embrutecimiento. Hoy en día, la música tiene que ser suave, todo tiene que ser suave. Y en cuanto decimos que vamos a hacer algo sentimental, se nos cuestiona. Cuando voy a ver una película de Woody Allen sobre el París de la Belle Époque, no hay nada de política pero salgo menos gilipollas, más sensible. Pero cuando estoy viendo una cosa estúpida o una serie de mierda, tengo la impresión de que me cagan en el cerebro y que la idea es volverme más tonto, más maleable. La sensibilidad es vigilancia.

Cafébabel: ¿Te sientes a menudo incomprendido?

Wax Tailor: Digamos que ahora tiendo menos a expresar mis opiniones. No por censura, más bien por cansancio. Durante mucho tiempo, la gente ha relacionado lo que pensaba con mi música. Me sacaban cosas del tipo: 'Si no estás de acuerdo conmigo, no te escucho'. Pues vale,  pero bueno, es una pena. Volviendo a la diferencia entre Francia y Estados Unidos, hablé mucho de política  con los estadounidenses durante la elaboración de mi documental sobre los vendedores de discos independientes norteamericanos (bajo el título 'In Wax We Trust', sale el mismo día que el álbum, ndlr). En Nueva York, me encontré debatiendo con un tío que apoya a Trump, con una tía que va a votar a Hillary Clinton y con un fan de Bernie Sanders. En Francia, eso no existe.

Cafébabel: ¿Por qué?

Wax Tailor: En Francia, tenemos un lado apolítico lamentable. No sé por qué pero es un problema el que la gente sea tan despreocupada. Cuando hablo de política con los franceses, me recuerdan a menudo el famoso '¡No se libra nadie, son todos unos corruptos! Y yo me pregunto, entonces ¿qué hacemos? ¿Cuál es el proyecto? Otra cosa que me molesta es cuando la gente olvida que un músico también es un ciudadano. Se sorprenden de que opinemos. Pero cuando nos levantamos por la mañana, ya seamos músicos, fontaneros o poetas, vivimos en la sociedad. No podemos estar desconectados. La principal fuente de inspiración para los artistas es el mundo. Si no, ¿qué nos dirían? '¿Cierra el pico y canta?".

___

Escuchar: 'By Any Beats Necessary' de Wax Tailor (Lab'oratoire/2016)