World of Warcraft: Soy un adicto a los videojuegos

Artículo publicado el 8 de Octubre de 2009
Artículo publicado el 8 de Octubre de 2009

Atención, este artículo no ha sido revisado ni publicado en ningún grupo

Lanzado por una compañía norteamericana en 2004, el videojuego aclamado por la crítica tiene 12 millones de abonados en todo el mundo, que pagan tarifas mensuales. World of Warcraft: La revista ha aparecido ahora en inglés, francés, alemán y español. Una mirada al fenómeno adictivo del juego de rol en línea

A mitad de un encuentro con uno de los Antiguos Dioses, un demonio de mil ojos, dientes rechinantes, con tentáculos que se reproducen, me oculto de su mirada feroz para evitar volverme loco mientras curo las enfermedades de mis compañeros en el juego. Quince jugadores están derribando a sus subordinados. Otros más se enfrentan al jefe mismo. Los heals vuelan por todos lados y causan un daño incalculable. De vuelta en el mundo real, rompo el silencio en mi salón: 'Lado occidental constreñido por Ibuprofen, dps (daño por segundo) enfoque sobre el triturador, los portales a la sala del cerebro abren en 5, no olvides disipar la magia'. Mi perro parece desconcertado. Mi novia se sienta allí, furiosa de que un hombre adulto haya pasado las últimas tres horas ignorándola, pinchando como un maníaco con su mouse ‘shift/alt/ctrl’ sin parar. En términos de un escape de la realidad, pocos juegos de computadora se pueden comparar con World of Warcraft (WoW). Pero fue después de muchas noches como éstas que decidí dejar atrás WoW, no importa lo divertido que fuera, y darle una oportunidad a la vida real.

(Foto: ©chanchan222/ Flickr)

Popularidad global

WoW pertenece a una compañía norteamericana, Blizzard Entertainment, que pertenece a la sociedad francesa Vivendi. Tiene aproximadamente una cantidad igual de jugadores en Europa que en EE UU, al momento de escribir este artículo, el mejor guild, o grupo de jugadores, es europeo. Traducido a once idiomas, WoW ha polarizado las opiniones: desde aquellos que lo ven como el mejor juego de todos los tiempos hasta aquellos que lo consideran como una obsesión extraña y deprimente. Atrae a toda clase de personas, desde aquellos en la mitad de la adolescencia, hasta graduados y padres. También trasciende la demografía económica; el guild en el que yo estaba contaba con banqueros de inversiones jugando junto a soldados norteamericanos destinados en Irak, como así también los más estereotipados programadores de computadoras. La mayoría de los juegos realmente se esfuerzan para incrementar una base de jugadores fuera del grupo etario de los 15-30, pero Wow comprende la cultura del consumidor mejor que cualquier grupo de expertos que exista. Se rumorea además que en una próxima campaña publicitaria participará la cantante francesa Olivia Ruiz, en un intento de atraer también a las mujeres al juego. 

Se rumorea que la cantante francesa Olivia Ruiz participará en una campaña publicitaria para atraer a las mujeres al mundo WoW

La gente se muere por tener cosas que nadie más tiene en el juego, y dedica semanas de su vida para obtener una recompensa virtual, solo para poder alardear de ella. WoW funciona haciéndolo sentir a uno constantemente inferior a las posibilidades de lo que podría lograr si jugara más, y por eso es difícil de dejar. Honestamente, si los desarrolladores dijeran "corre en círculos concéntricos tres horas por día durante una semana" para conseguir un arma nueva, incuestionablemente la gente lo haría. La lista de cosas que se pueden hacer con el juego es asombrosa. Esto atrae al jugador casual que trabaja en la semana, y al mismo tiempo satisface a aquellos que tienen tiempo para resolver fórmulas como Armor = (467.5 x Nivel del Enemigo - 22167.5 ) / ( 100 / %Reducción – 1).

La adicción al WoW

El 21 de agosto pasado, un norteamericano ‘adicto’ al juego se convirtió en el primer usuario en entrar a un centro de rehabilitación que se inauguró en Seattle en julio. La ‘adicción a la Internet’ ha sido un fenómeno global desde 1983, según la revista TIME. En 2003, se decía que un millón de personas tenían un trastorno de adicción a internet (IAD, por sus siglas en inglés), según Deutsche Welle, que estaba informando sobre un campamento de verano en el pueblo costero de Boltenhagen, al norte de Alemania. El éxito de WoW ha hecho del tema toda una cuestión: parece absurdo que semejante término se dirija a cualquier videojuego cuando se lo compara con el daño causado por el alcoholismo o las drogas duras. Francamente, si se tiene que cumplir un plazo de entrega o una obligación con alguien, uno lo hace; WoW queda en segundo plano. Siempre habrá casos aislados, pero con respecto a la mayoría, el dicho ‘ ojos que no ven corazón que no siente’ es realmente adecuado. Hay que tener en cuenta además que el único centro que existe en Europa- el Centro Smith & Jones, que abrió sus puertas en Ámsterdam en 2006, usa el término ‘videojugador compulsivo’ en lugar de ‘adictivo’.

Dos cosas son dignas de mención: en primer lugar la gente juega Warcraft porque le produce placer. La vida real, para la vasta mayoría, es intrínsecamente aburrida ya sea porque estén atrapados en un trabajo que no les gusta o en una escuela que consideran inútil (hola, química, me refiero a ti). Se usa mejor el tiempo libre con WoW que con la television, donde uno se regodea desconectado de la realidad, sin hacer nada, o todos esas redes sociales estúpidas como twitter o las aplicaciones en facebook. En segundo lugar, los videojuegos han desarrollado un estigma por el cual cualquier tiempo prolongado que se pase jugando es considerado como un problema. Si yo pasara el mismo tiempo aprendiendo violín o pintando, nadie se preocuparía, aunque ambas actividades son igualmente solitarias.

La religión en el rincón

WoW permite que los jugadores dejen lo que son en la vida real por algunas horas y es un juego altamente secular que no tiene absolutamente ningún matiz político. Aunque hay iglesias y catedrales en el juego, se adora la ‘Luz’ y no se menciona a Dios en ninguna forma. Si alguien comienza a predicar, los otros jugadores lo hacen callar: "Por favor, no introduzcas la religión en mi hobby". Por supuesto que hay mensajes políticos de jugadores que suplican a otros que voten si hay elecciones en su país, pero en general, soo se dedica tiempo en el juego a los más importantes acontecimientos mundiales. Cuando Londres sufrió un atentado con bomba en julio de 2005, un jugador preguntó: "¿Blair está siendo ‘soulstoned’?", refiriéndose a un hechizo que te vuelve instantáneamente a la vida si te matan. Los comentarios humorísticos y la sagacidad son los elementos básicos de WoW y se ha creado un nuevo glosario para los jugadores. 

Me permitió conocer a mucha gente y pasarlo muy bien y realmente eso es algo que aquellos que no lo han jugado nunca conocerán. 

Échale un vista a  'Outside World of Warcraft Achievements', un sitio creado por el autor del artículo para superar su afición compulsiva al WoW: 'cosas reales que hacer en la vida lejos del ordenador'

World of Warcraft: La revista se publicará en Europa, en cuatro ejemplares, en noviembre de 2009. Será publicada simultáneamente en inglés, francés, alemán y español.