Yihadistas: Europa saca su artillería pesada

Artículo publicado el 17 de Septiembre de 2014
Artículo publicado el 17 de Septiembre de 2014

El Estado Islámico produce pánico. El lunes 15 de septiembre, más de una treintena de países se reunieron en París con el fin de definir una estrategia global para eliminar a la organización. Cafébabel ha realizado una ronda para ver qué medidas se están poniendo en marcha en cada nación para luchar contra el reclutamiento de europeos por parte de la organización terrorista. 

Francia: ¡Hay que reforzar la ley!

El ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, estimó ayer en 930 el número de franceses implicados en la yihad en Siria e Iraq. El proyecto de ley discutido desde el lunes 15 de septiembre en la Asamblea nacional tiene como finalidad acabar con el reclutamiento de franceses en las cruzadas yihadistas reforzando la legilsación antiterrorista. El proyecto prevé principalmente una prohibición de la salida del territorio a través de la confiscación del pasaporte y del carné de identidad por un periodo de seis meses (renovable) para los sospechosos en mayor o menor grado de salir del país para unirse a una organización terrorista, así como para aquellos sospechosos de fortalecer el pirateo legal de páginas de Internet culpables del adoctrinamiento y la búsqueda de nuevos reclutas. Para el diario Le Monde, Francia estaría siguiendo la senda de la agencia americana NSA con un proyecto de ley así: una disminución de las libertades individuales bajo la cobertura de la lucha antiterrorista. El voto parece que está en buen camino, pues la prohibición administrativa de salida del territorio fue votada por los diputados el pasado 17 de septiembre. 

Italia: Legislación "antimafia" para los yihadistas 

En Italia, el ministro del Interior, Angelino Alfano, se expresó la pasada semana en el Parlamento sobre la cuestión del "terrorismo internacional religioso" y de los peligros que este encerraría para Italia, "cuna del cristianismo". En esta ocasión, anunció la necesidad de una legislación especial para combatir el fenómeno de los "yihadistas de al lado". Según el gobierno, una cincuentena de italianos combatirían actualmente en la yihad. En una carta  publicada por el diario Corriere della Sera, el ministro subrayó la importancia de la prevención ("golpear y encarcelar al lobo solitario, futuro yihadista que ha crecido en Europa") y de la utilización del artículo 4 del Código Antimafia con el fin de golpear "a aquellos que son sospechosos de cometer infracciones con finalidades terroristas, en el interior o en el exterior del país". 

España: Un "problema que nos afecta a todos" 

En España, el ejecutivo de Mariano Rajoy se había pronunciado contra el envío de tropas para combatir al Estado Islámico antes de cambiar de parecer el lunes pasado con motivo de la conferencia de París. Así, el ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García Margallo afirmó que si la comunidad internacional solicitaba la ayuda de España para llevar a cabo acciones militares, el gobierno español "consideraría" la intervención. Margallo aprovechó para recordar que "también hay españoles enrolados en la yihad" a través de un reclutamiento "en las redes sociales", una situación que constituye para el ministro "un problema que nos afecta a todos". España ha llevado a cabo actuaciones contra la yihad  desde 2004, después de que Madrid fuera golpeada por el peor ataque terrorista de su historia, cometido por Al-Qaeda. La mayoría de las operación han estado dirigidas contra las células de reclutamiento, de adoctrinamiento y de envío de activistas radicales a Afganistán e Iraq. El pasado agosto, las autoridades detuvieron a dos chicas de 14 y 19 años de Ceuta y de Melilla que planeaban, presuntamente, unirse a las filas del Estado Islámico en Iraq y en Siria, no tanto para combatir sino para ofrecer favores sexuales a los soldados.

Reportaje realizado en el seno del Ejército Islámico - Vice News

Alemania: Una policía "de la Sharia"

Los salafistas alemanes prendieron fuego a la pólvora en los pasados años con una acción tan controvertida como la repartición gratuita de coranes. Recientemente, es la "Policía de la Sharia", una patruya autoproclamada en el municipio de Wuppertal quien ha atraído las miradas, a raíz de su actuación para convertir a los profanos explicándoles que las drogas, el sexo y el alcohol son el mal absoluto. Esto, que parecía ser un acto inocente, ha ido ganando importancia en los medios a raíz de los recientes sucesos de Oriente Próximo. "Mirar hacia otro lado" no es ya posible según Steinmeier, el ministro de Asuntos Exteriores alemán tras valorar que unos 400 alemanes formarían parte de las milicias terroristas del Estado Islámico. Durante este tiempo, el primer yihadista alemán comparece actualmente en Fráncfort y las salidas al extranjero de personas sospechosas van siendo cada vez más controladas. Y si no, Alemania hace lo que mejor se le da: repartir armas. Esta vez, entre los kurdos. 

Reino Unido: Desradicalízame

Gran Bretaña ha adoptado políticas extremas permitiendo a las autoridades confiscar pasaportes británicos de personas sospechosas de viajar para unirse a grupos terroristas en Siria e Iraq. Esta ha sido la primera medida de une serie de nuevas leyes que el primer ministro David Cameron prevé introducir para evitar los "estragos" del terrorismo en Gran Bretaña. Además, existen programas de desradicalización  para los combatientes que regresan después de haber servido a la yihad. Sin embargo, estos no están suficientemente financiados como para responder a la demanda actual.