Zapatero 2.0 (I)

Artículo publicado el 14 de Abril de 2008
Artículo publicado el 14 de Abril de 2008
José Luís Rodríguez Zapatero empieza su segunda legislatura al frente del gobierno español tras lograr ser investido presidente con una frágil pero paradójicamente sólida mayoría simple en el Congreso de los Diputados.
Y es que aun sin poder gozar de la suficiente confianza de la mayoría de los diputados españoles, varios elementos, como los que se citan a continuación, dan margen de maniobra a ZP.

En primer lugar, el Partido Popular está en plena fase de reformas internas. La perspectiva de estar 4 años más en la oposición ha abierto la caja de Pandora al partido conservador español y su líder, Mariano Rajoy, empieza a ser puesto entredicho en el seno de su propio partido. La primera piedra ha sido lanzada recientemente por la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

En segundo lugar, en la gestión del día a día el gobierno socialista puede contar con el apoyo alternativo de un amplio número de fuerzas políticas minoritarias. Aunque los medios de comunicación hablan de dos socios clave: el Partido Nacionalista Vasco (PNV) y Convergència i Unió (CiU), el PSOE puede también llegar a acuerdos puntuales en temas sociales con las fuerzas minoritarias de izquierdas tal y como ocurrió a finales de la primera legislatura. Incluso en algunas temáticas como el terrorismo y el financiamiento de las comunidades autónomas, el Partido Popular se muestra dispuesto a dialogar.

Lo que está claro es que, sean cuales sean las combinaciones parlamentarias elegidas por el PSOE, los próximos 4 años de mandato van a ser un auténtico reto para Zapatero. Con la economía en pleno momento de desaceleración (el Fondo Monetario Internacional prevé un crecimiento español por debajo del 2% del Producto Interior Bruto (PIB)), con la inflación por las nubes ( 4%), con el sector de la construcción (uno de los pilares del crecimiento de los últimos años) en proceso de caída libre, con el fantasma de la destrucción del trabajo justo a la vuelta de la esquina ( la patronal española prevé la destrucción de 600.000 puestos de trabajo durante el año 2008), con el proceso de paz en el País Vasco enterrado, con la espada de Damocles del Tribunal Constitucional que pende sobre el polémico Estatuto de Cataluña... Todo indica que Zapatero va a tener mucho trabajo. ¿Será capaz de resolverlo?

Traducción del Catalán al Castellano de Alexia Vidal