Zemos98: espacios culturales para el discurso positivo

Artículo publicado el 14 de Abril de 2014
Artículo publicado el 14 de Abril de 2014

Del 9 al 12 de abril ha celebrado en Se­vi­lla la que ha sido ya la de­ci­mo­sex­ta edi­ción del fes­ti­val Ze­mo­s98, una ini­cia­ti­va in­tere­sa­da en in­ves­ti­gar y pro­mo­ver los es­pa­cios de crea­ción como motor de in­no­va­ción so­cial que se vale de la cul­tu­ra como base.

Bajo el tí­tu­lo de Re­map­ping Eu­ro­pe , la cita se cen­tró en esta oca­sión en la ne­ce­si­dad de re­pen­sar, re­di­bu­jar y re­de­fi­nir el sig­ni­fi­ca­do de Eu­ro­pa a tra­vés de una serie de con­fe­ren­cias, pro­yec­cio­nes, per­for­man­ces y con­cier­tos , con un ob­je­ti­vo prin­ci­pal: poner en cues­tión los ima­gi­na­rios cons­trui­dos en torno a la mi­gra­ción. Di­fí­cil em­pre­sa.

Ante unas pró­xi­mas elec­cio­nes eu­ro­peas en las que la abs­ten­ción y el cre­ci­mien­to de la ul­tra­de­re­cha se va­ti­ci­nan como pro­ta­go­nis­tas "te­ne­mos que estar con­cien­cia­dos, tam­bién des­pués de las elec­cio­nes, para que el es­pa­cio dis­cur­si­vo no sea reivin­di­ca­do por este men­sa­je ne­ga­ti­vo", plan­teó este mar­tes la di­rec­to­ra de la Eu­ro­pean Cul­tu­ral Foun­da­tion (ECF), Kat­he­ri­ne Wat­son, du­ran­te la rueda de pren­sa de pre­sen­ta­ción del Ze­mo­s98. La fun­da­ción que di­ri­ge man­tie­ne un pro­yec­to de co­la­bo­ra­ción con di­ver­sas or­ga­ni­za­cio­nes cul­tu­ra­les eu­ro­peas, entre las que se en­cuen­tra Ze­mo­s98, para ayu­dar a que pro­yec­tos de in­no­va­ción ar­tís­ti­ca y cul­tu­ral sean te­ni­dos en cuen­ta y con­tri­bu­yan a cons­truir una Eu­ro­pa más de­mo­crá­ti­ca y cohe­sio­na­da.

Uno de los pro­yec­tos en los que han par­ti­ci­pa­do Ze­mo­s98 y la ECF es pre­ci­sa­men­te el libro Re­mi­xing Eu­ro­pe. Mi­grants, Media, Re­pre­sen­ta­rion, Ima­gery, pre­sen­ta­do en el fes­ti­val. En su pre­fa­cio, Vi­vian Pau­lis­sen, de la ECF, se­ña­la que "tanto por su forma como por su con­te­ni­do, esta pu­bli­ca­ción pro­po­ne un en­fo­que poco con­ven­cio­nal para de­cons­truir y de­ba­tir al­gu­nos de los ima­gi­na­rios do­mi­nan­tes en Eu­ro­pa sobre per­so­nas mi­gran­tes, y es­pe­cí­fi­ca­men­te en Es­pa­ña, Reino Unido, Tur­quía y Po­lo­nia".

Así se ex­pre­só tam­bién en la obra €uro­vi­sions, en­car­ga­da de abrir el fes­ti­val. Con téc­ni­cas pro­pias del  live ci­ne­ma y del do­cu­men­tal ex­pan­di­do (mul­ti­pan­ta­lla, mú­si­ca en di­rec­to, ac­cio­nis­mo au­dio­vi­sual, sam­plea­do y cut-upsper­for­man­ce), sus crea­do­res ofre­cen una  au­dio­vi­sual co­lec­ti­va en la que se plan­tean si Eu­ro­pa nos hace soñar.

"En un pe­rió­di­co de ti­ra­da na­cio­nal apa­re­cen ros­tros de per­so­nas que quie­ren en­con­trar su sueño en Eu­ro­pa. No sa­be­mos sus nom­bres, ni su his­to­ria per­so­nal, no sa­be­mos de qué lu­ga­res son ori­gi­na­rios, no sa­be­mos ni si­quie­ra su sueño. "¿Por qué los me­dios no se preo­cu­pan por con­tar los sue­ños de las per­so­nas? ¿cuá­les son las ra­zo­nes para salir del lugar donde na­cis­te? ¿qué de­re­chos se in­cum­plen en los es­pa­cios donde las fron­te­ras se hacen vi­si­bles? ¿somos ca­pa­ces, una vez pa­sa­do el duelo, de cons­truir es­pa­cios abier­tos y que nos hagan soñar?" se pre­gun­tan sus crea­do­res. Son ini­cia­ti­vas como ésta las que tra­tan de dar voz a las ge­ne­ra­cio­nes de jó­ve­nes eu­ro­peos que ne­ce­si­tan tener más vi­si­bi­li­dad. "Las opi­nio­nes están sien­do ex­pre­sa­das, por su­pues­to", ase­gu­ra Wat­son, sólo que "sus pro­ble­mas y sus preo­cu­pa­cio­nes se de­ba­ten a nivel eu­ro­peo".

En esa línea se en­mar­ca el con­cur­so de vídeo Ra­di­cal De­mo­cracy, de la Doc Next Net­work, en el que están in­vo­lu­cra­dos, ade­más de  Ze­mo­s98 y la ECF, la Open So­ciety Ini­cia­ti­ve for Eu­ro­pe. Con él se pre­ten­de "que la gente en­tien­da que sus pro­ble­mas, aun­que sean lo­ca­les, se están li­dian­do a nivel eu­ro­peo, y un paso para in­fluir en ello es votar", de­fien­dió el mar­tes en Se­vi­lla la di­rec­to­ra de la ECF. 

Pero, ¿y si, tal como pre­sa­gian las en­cues­tas, fi­nal­men­te el de­sen­can­to, la abs­ten­ción y el cre­ci­mien­to de la ul­tra­de­re­cha se abren hueco en el Par­la­men­to Eu­ro­peo? "Aun­que así sea, que haya un por­cen­ta­je de sen­ti­mien­to anti eu­ro­peo, tam­bién sig­ni­fi­ca que hay otro por­cen­ta­je que no lo es. Te­ne­mos que reivin­di­car ac­ti­va­men­te esa na­rra­ti­va antes de que los los me­dios y el gran pú­bli­co avan­cen hacia ese dis­cur­so ne­ga­ti­vo de fra­ca­so".