Zoom sobre la situación explosiva en Irán, en China e en Honduras

Artículo publicado el 8 de Septiembre de 2009
Artículo publicado el 8 de Septiembre de 2009
Escito por Pauline André y Vanessa Schmitz,traducido al español por Frédégonde Rudolf Estrasburgo, 15 de julio del 2009 Miércoles, 15 de julio: segundo día de la primera sesión plenaria del Parlamento. El debate de hoy abarca a Irán, China y Honduras, tres países en los cuales, desde hace ya meses, reinan violentos enfrentamientos.
Para los eurodiputados es la ocasión de esbozar las grandes líneas de la futura política extranjera.

Por lo que se refiere a Irán, la inquietud en el seno de la UE se debe a la elección muy discutida de Mahmoud Ahmadinejad. La diputada austríaca, Ulrike Lunacek (Verdes/ALE), que no vacila al hablar de "golpe de estado" señala que antes de la elección había « un 20% de democracia y que desde la elección, ya no existe. » Daniel Cohn-Bendit (Verdes/ALE) hace hincapié en las torturas cotidianas en las prisiones iraníes y hace una alocución que llama mucho la atención, interpelando al Parlamento sobre la responsabilidad de las armas europeas que fomentan esa represión. También evoca el papel de la empresa Nokia-Siemens networks, la cual ofrece a Irán un sistema de control de tráfico Internet y telefónico ultra-sofisticado. El Deep Packet Inspection (DPI) fue instalado por el proveedor de equipos holandeses para vigilar y censurar a los internautas iranies. Frente a los que están a favor del diálogo, están los que defienden la dureza con respecto al régimen islámico. El diputado del grupo de los Conservadores y Reformistas (ECR), Struan Stevensons, juzga que « la dureza es el único idioma que ellos (los iranis, NDLR) entienden ». Ana Rosbach, miembro del grupo Europa Libertad Democracia (EFD), pide a Europa que no dialogue con la dictadura y que delegue la gestión del conflicto a una instancia internacional en el marco, por ejemplo, de la ONU.

En cuanto a China, los recientes enfrentamientos en la región del Xinjiang entre Ouïgours y Hans demuestran una vez más un incumplimiento en cuanto a los derechos de las minorías en el país. Sin embargo, China firmó unos acuerdos internacionales que le obliga a reconocer a sus minorías, pero permanece impasible en cuanto a las reivindicaciones de independencia de las dos más activas: los Ouïgours y los Tibetanos. No obstante, Catherine Ashton,comisaria europea de Comercio, señala los progresos del gobierno chino en cuanto al proceso de diálogo. En esa situación geopolítica compleja, un diputado del grupo de los Conservadores y Reformistas (ECR) defiende la radicalización de una franja activista en el seno de la población ouïgour y apoya el gobierno chino en busca de una unidad y estabilidad. Un discurso que esconde unos intereses geo-estratégicos muy apreciados por el gobierno. En efecto, conviene que los dirigentes chinos preserven la integridad territorial pues la región del Xinjiang abarca un sexto del territorio nacional y rebosa materias primeras ( un 30% de los recursos petroleros terrestres de China, un 34% de gas y un 40% de carbón). Véronique De Keyser (ASPD, nombre del ex PSE) advierte de la amenaza que pesa en la población china musulmana,la cual-sin evocar el caso de Chechenia-recuerda los abusos en nombre de la lucha contra el terrorismo internacional. « Estos eventos deberían ser una revacunación para el gobierno chino en cuanto a la política para con sus minorías ». La diputada lituana, Laima Liucija Andrikiéné ( PPE) insiste: « Las autoridades chinas deben responder a las peticiones de los ouïgours ».

Por lo que se refiere a Honduras,el golpe de estado militar del 28 del pasado mes de junio amenaza la estabilidad de un régimen democrático aún débil. Derrocado por los militares, el presidente Manuel Zelaya fue apoyado inmediatamente después por unos manifestantes que pedían su regreso. Elegido en el año 2006, Zelaya estaba a punto de organizar un referéndum para reformar la Constitución, lo que le hubiera permitido de solicitar un segundo mandato en el 2010. Carl Bildt, el ministro sueco de Asuntos Exteriores, recuerda que la Unión Europea pide el restablecimiento del orden constitucional y el regreso del presidente. Catherine Ashton, comisaria de Comercio, afirma que « lo que sucede en Honduras podría crear un precedente peligroso para la estabilidad democrática en América Latina ». En efecto se trata del primer golpe militar logrado en América central desde el fin de la guerra fría. Sin embargo esa condena sin equívoco nos deja perplejos; hace poco los medias hondureños han publicado un sondeo CID-Gallup que afirma que un 41% de los hondureños aprueban el derrocamiento de Zelaya contra un 28% de opositores. Una información preciosa que no fue mencionada durante el debate.

Diálogo o sanción ?

En su gran mayoría, los diputados expresaron su gran descontento por a la reacción del Consejo de Europa tras la represión en Irán. Alejo Vidal-Quadras (PPE/DE), vice-presidente del Parlamento, denuncia « la respuesta débil y la pusilanimidad del Consejo de Europa ». El Vice-presidente lamenta que el Coe no haya exigido la deposición de Mahmoud Ahmadinejad e insiste en la necesidad de organizar unas elecciones libres bajo control internacional. Carl Bildt, como representante de la nueva presidencia sueca de la UE, apela al mantenimiento de un diálogo, pese a « unas discrepancias numerosas y profundas ». El diputado Philippe Juvin (PPE/DE) reclama unas « sanciones financieras y técnicas »inmediatas. Sea lo que sea,la nueva mandatura juzga como legitimas las reivindicaciones del pueblo iraní. El Parlamento Europeo advierte el Irán contra sus tentativas de negación de Israel. Según Carl Bildt, el Irán pierde una oportunidad histórica al no hacer caso a la mano tendida por Barack Obama.

Por lo que se refiere a China,el británico Graham Watson (Alianza de los Democratas y de los Liberales de Europa) preconiza mantener « un embargo en las armas ». Carl Bildt recuerda que la UE aún desea desarollar sus relaciones con China instaurando un diálogo « abierto y franco » entorno a los valores europeos, particularmente en lo referiente a los Derechos Humanos. Véronique de Keyser (ASPD) pide a la presidencia sueca « un gesto fuerte para llamar a China a sus compromisos y no cerrar los ojos una vez más ». La mayoría de los diputados recordaron lo importante que es para la UE mantener y desarrollar sus relaciones comerciales y políticas con China pero algunos,como la francesa Evelyne Gebhardt (ASPD) insisten en la questión de los Derechos Humanos, que-dado el contexto- ha de ser una prioridad.

Los Estados Unidos ya avisaron de que cortarán cualquier ayuda financiera en Honduras. Carl Bildt condena sin equívoco la toma del poder por las armas y afirma que « la UE debe de estar presente de manera activa en la región » con el fin de hacer prevalecer el Estado de derecho. Kader Arif (APSD), Jean-Luc Mélenchon (Grupo de la Izquierda Unitaria) y Raül Romeva (Verdes) reclaman la interrupción de las relaciones comerciales y militares. José Ignacio Salafranca (PPE/DE) pide que la UE apoye al Presidente del Costa Rica y que permita al país disfrutar de su experiencia electoral, mandando,por ejemplo,una comisión electoral. Desempeñando su papel, la UE debe asímismo poner fin a los golpes de estado militares en América Latina, como añade Nikolaos Chountis (GUE),eurodiputado griego.

Entre la voluntad de diálogo y la necesidad de tomar unas sanciones contra estos países, los diputados defendieron todos los valores de los Derechos Humanos y de la Democracia aunque aquellos ideales son abofeteados en el mismo seno de la UE. Una realidad denunciada por algunos diputados que insistieron en la necesidad de poner fin igualmente a las violaciones de derechos humanos en Europa. Se trata de su credibilidad en la escena internacional.

(Foto: flickr/crordonez)