Barcelona

Bicicletas al poder

Artículo publicado el 1 de Abril de 2008
Artículo publicado el 1 de Abril de 2008
Más de 130.000 abonados, 300 nuevos usuarios cada día, una media de 30.000 viajes diarios y más de 18 millones de kilómetros recorridos son los espectaculares datos del Bicing, el servicio público de bicicletas que puso en marcha el Ayuntamiento de Barcelona hace un año, muy similar a los de Lión, Copenhague, Brusselas y París.
Actualmente, los barceloneses pueden aprovechar los cerca de 130 kilómetros de carril bici gracias a las 300 estaciones y las 4.000 bicicletas públicas del servicio. Todo por 24 euros al año.

Poco a poco, la bicicleta blanca-y-roja se ha hecho un sitio entre los símbolos tradicionales del transporte público de Barcelona: los taxis (amarillos como en Nueva York), el metro y los autobuses.

El éxito espectacular de un servicio utilizado por gente de todas las edades ha generado también problemas: falta de bicicletas o de espacio en el momento de coger o dejar la bicicleta, sobresaturación periódica del servicio informático de las paradas, conflictos de convivencia entre los ciclistas y los peatones, etc.

En cualquier caso, si añadimos los usuarios del Bicing a los más de 50.000 ciclistas que circulan cada día por las calles de Barcelona, la ciudad se aproxima poco a poco al uso de las bicicletas de las grandes referencias europeas de las dos ruedas: las ciudades holandesas.

Teniendo en cuenta que Barcelona es la tercera ciudad europea en contaminación atmosférica según un estudio de la Organización Mundial de la Salud/e... del 2005, las actividades como el Bicing no solamente son deseables desde un punto de vista ecológico sino necesarias.

Traducción de Esther Gil