Cultura

B92: la multimedia de Serbia tras los bombardeos

Article published on 18 de Noviembre de 2008
Article published on 18 de Noviembre de 2008
En Belgrado, una radio opositora al régimen de Milosevic se ha convertido en un canal de televisión de ámbito nacional y en una web de información. Un buen ejemplo de fusión de los tres principales medios de comunicación

La radio B-92 nació el 15 de mayo de 1989, como consecuencia de una decisión de la Unión estudiantil socialista de crear una estación de radio única. Su fundador, Veran Matic, fue también director, en los años ochenta de la retransmisión de Ritam srca (el ritmo del corazón), que representaba ya un primer paso hacia la diversificación de la comunicación de masas en Yugoslavia después de la muerte de Tito y la progresiva caída del comunismo. Se ocupaba de temas tabú como la prostitución, el SIDA y las drogas.

La B-92 ha sido, en repetidas ocasiones, comparada con Radio Alice, estación de radio ultraradical italiana de los años 70. ¿El eslogan de la B-92? “la información no solo es representación y repetición, sino que también es la fuerza que permite cambiar la realidad”. Contra el régimen, en los años 90 la radio B-92 fue ilegalizada en repetidas ocasiones (para ser después de nuevo permitida su difusión gracias a las presiones internacionales) por cubrir las manifestaciones de la oposición al gobierno de Milosevic.

La radio durante los bombardeos de Belgrado

Durante los bombardeos de Belgrado, la dirección de la emisora fue ocupada por miembros del régimen, mientras los trabajadores de la misma han continuado trabajando en la clandestinidad. Solo a partir del año 2000 los miembros de la B-92 se pudieron hacer con el control total de las retransmisiones. 

Tras la caída del régimen, la B-92 se ha involucrado en la recogida y la producción de material audiovisual, con el fin de reconstruir la memoria histórica del país. No obstante todos los problemas, fue el medio informativo más escuchado del periodo. En septiembre del 2000, nada más se produjo la caída del régimen en Belgrado, la B-92 se convirtió también en televisión. A través de la televisión, este medio frío e insensible, la B-92 llega por primera vez después de 11 años de lucha por la libertad de información los 11.638.217 espectadores, es decir, la nación entera. 

No todos los programas radiofónicos fueron adaptados a la TV, de hecho, la radio B-92 continua funcionando paralelamente al medio televisivo. En los últimos cuatro años ha triplicado el número de oyentes, convirtiéndose en el tercer canal televisivo más popular entre los espectadores de la franja de edad comprendida entre los 15 y los 54 años, además de ser una de las cuatro televisiones con licencia de retransmisión nacional. Según la AGB, encargada de analizar datos de investigación estratégicos, la TV de la B-92 cubre hoy en día el 98% del territorio de Serbia, y de estos el 88% recibe las transmisiones en buena calidad.

Internet y TV sin competencia

Internet, considerado en muchas ocasiones con el rival numero uno de la tele, puede ser, sin embargo, una oportunidad para la supervivencia de la misma: la B-92 se ha convertido, también, en una página web muy popular, pues no se ha limitado a ser un escaparate de la parrilla televisiva, sino que se ha convertido en un verdadero y auténtico collage informativo subdividido en secciones similares a las de un periódico en línea: cultura, noticias internacionales, trabajo, viajes…

Desde 1996, la B-92.net es la web más visitada en Serbia, con 180.000 visitantes diarios, y uno de los más visitados de Europa del este. ¿El pico de audiencia? En febrero de 2008 llegaron a los 389.936 visitantes, con 2.330,281 páginas cargadas en la web (fuente: Statcounter). 

Por esto, la radio-televisión-web B-92 es un medio único: ha sabido conciliar y optimizar la potencialidad de los tres medios más importantes para dirigirse a su propio público, ofreciendo a los jóvenes serbios una alternativa informativa. La B-92 muestra como el medio no es fundamental para la calidad de la información: radio, televisión e internet son aquí 3 realidades interconectadas, pero independientes. En este sentido, a través de las palabras de Veran Matic, comprendemos que la fuerza del medio está en la alternativa: “hemos sido egoístas, porque la estación radiofónica nos ha ayudado a crear lo que nos faltaba y lo que deseábamos. Hemos creado un mundo aparte alejado de la realidad que nos rodea. Este era, quizás, el único modo que teníamos para sobrevivir”.