Cultura

Clichés en una ciudad subterránea

Artículo publicado el 27 de Mayo de 2008
Artículo publicado el 27 de Mayo de 2008
Uno de los aspectos que más llaman la atención de Budapest es su vida subterránea. Los largos túneles de metro y pasos subterráneos rebosan actividad.  Un paisaje curioso y cambiante.  Imágenes del metro más antiguo de la Europa continental.

Si tuviéramos que elegir un concepto común para definir la estética del subsuelo de está ciudad, este sería, paradójicamente, la falta de un elemento unificador. Aunque el sistema de metro se compone solo de 3 líneas (la línea 4 está en construcción desde 1972) podemos observar grandes diferencias entre cada una de ellas, desde la decadencia de Kőbánya-Kispest hasta la belleza de la línea M1, la más antigua de la Europa continental y la segunda del mundo (1896), declarada Patrimonio de la Humanidad.

Todas las fotos son de Gonzalo Ovejero

Partida de ajedrez en uno de los túneles de Nyugati.

Imágenes de la vida diaria en el metro de Budapest.

Paso subterráneo de Ferenciek Tere. Artistas callejeros conviven con los habitantes de los túneles.

Vagón de la línea M3 (azul), en uno de los momentos en que sale a la superficie.

Una de las salidas de la estación de Kőbánya-Kispest.

"El casino y el bar están abiertos", "La farmacia funciona sin problemas", "Péksütemény (típico pastel húngaro) a su disposición en la pastelería"... Carteles indicadores de que, aunque el túnel está cerrado por obras, las tiendas situadas en su interior están funcionando normalmente. Kőbánya-Kispest.

Teléfonos públicos en uno de los túneles.

Andén de la línea 3 de Deák Ferenc Tér. En esta estación convergen las actuales tres líneas de metro.

Invasión de publicidad en uno de los túneles de la estación Deák Ferenc Tér.

Kálvin Tér. Los túneles del metro y pasos subterráneos de Budapest son el hogar de muchos sintecho.

Estación de Vörösmarty Tér, una de las más antiguas del mundo.

Teléfonos y pintadas en Ferenc Körut.

Kálvin Tér. Un viejo colchón y dos o tres mantas son suficiente para algunas de las personas que habitan los subterráneos.

Agentes de policía en la estación de Ferenc Körút.

Entrada a la estación de Ferenc Körút en Üllői Ut.