Cultura

Crystal Fighters: "El Brexit no cambiará mucho las cosas"

Artículo publicado el 6 de Diciembre de 2016
Artículo publicado el 6 de Diciembre de 2016

La historia de Crystal Fighters ha estado siempre ligada a un mito con el que ellos mismos han jugado a lo largo del lanzamiento de sus tres discos. A los integrantes de este joven y exitoso grupo, considerado español durante mucho tiempo, no les molesta el malentendido. Aman la cultura vasca y británica por igual, incluso después del Brexit.

cafébabel: ¿Por qué todo el mundo cree que sois españoles? 

Sebastian: Creo que es porque nos inspiramos sobre todo en el País Vasco y hablamos siempre de ello. Algunos incluso pensaban que éramos argentinos. Pobres periodistas...

cafébabel: Incluso Wikipedia lo piensa...

Sebastian: ¡Increíble! Hombre, en cierto modo es verdad que hay sangre vasca en el grupo. Una de nosotros, Laure, encontró un libro de memorias escrito por su abuelo, que era español, en varios idiomas. De aquí sacamos el nombre Crystal Fighters. Tras la dictadura de Franco, los niños de una ciudad cercana iban siempre al bosque y organizaban fiestas, a las que su abuelo llamaba "Crystal Fighters". 

cafébabel: Cuando sacásteis Cave Rave, vuestro segundo disco, viajásteis al País Vasco. ¿Os sirvió de inspiración? 

Sebastian: Visitamos la cueva de Zugarramurdi. Es muy famosa. Los niños vascos van a menudo porque forma parte de sus costumbres. Es una cueva muy grande y un sitio patrimonial enormemente importante para el pueblo de esta comunidad. Pertenece a su cultura y, aunque puede asociarse tanto a cosas negativas como positivas, se ha convertido en algo muy destacado del folclore vasco. En la portada de nuestro disco Star of Love, aparece un Txatxo (brujo gigante, en español), que se pasea por la ciudad vestido de manera diferente. Supongo que el hecho de que no parezca muy español se debe a que también tiene influencias francesas.

cafébabel: Estáis muy unidos a estas tradiciones. Casi diríamos que es ya algo espiritual. 

Sebastian: Sí, en cierto modo, sí. No tiene mucho que ver con el cristianismo, pues estas tradiciones se inspiran en costumbres artesanas y agrícolas. Por ejemplo, algunas fábricas utilizaban palos de madera para prensar manzanas y, como era un trabajo bastante aburrido, al final acabaron haciendo música con ellos, convirtiéndolo así en una especie de juego, incluso para los niños. En el País Vasco es ya todo un instrumento de renombre, el txalapartas, y nosotros lo hemos utilizado tanto en las grabaciones de nuestros discos como en los escenarios. Esta parte de la cultura vasca la conocemos gracias a una gira y a los seis meses que pasé allí. Se trata de una manera muy divertida de tocar los instrumentos de percusión. Dependes de los demás para crear el ritmo. Es muy divertido tocar en grupo.

cafébabel: ¿Siguen los jóvenes unidos a las costumbres más antiguas?

Sebastian: No estoy muy seguro, pero cuando creamos el grupo encontramos un vídeo en Internet en el que se tocaban los txalapartas. Nos resultó muy interesante, pues asociábamos el País Vasco (como tanta gente) a un fuerte deseo de independencia y a un ambiente un poco negativo. Fue entonces cuando descubrimos una cultura muy rica y nos dimos cuenta de que podíamos mostrar esta otra cara del País Vasco. En cierto modo, creo que por eso nos "adoptaron". Apreciaron que nosotros, como extranjeros, quisiésemos descubrir su verdadera cultura. Por supuesto, también hay un lado político empañado por el terrorismo, pero el deseo de conservar esta bella cultura sigue siendo muy fuerte. Es precisamente eso lo que tratamos de mostrar al mundo. 

cafébabel: ¿Quién fue vuestro primer flechazo musical europeo? 

Graham: Nos encanta Justice. Pero sobretodo por su aura setentera a lo Led Zeppelin. Ahora hemos cambiado un poco más. Yo actualmente prefiero el minimal techno. 

Sebastian: Yo, cuando era pequeño, adoraba la música dance de los noventa. 

cafébabel: ¿Cómo acabásteis produciendo musica dance?

Sebastian: En las discotecas.

Graham: Cuando empezamos, teníamos muchas influencias de la música dance. Al principio solo utilizábamos sonidos digitales, pero más tarde añadimos la guitarra. 

cafébabel: Vivís en Londres, ciudad a la que habéis dedicado una canción. ¿Todaví​a os gusta a pesar de que se esté gentrificando y de que muchas discotecas estén cerrando?

Graham: ¿Se te ocurre alguna ciudad que no haya experimentado el fenómeno de la gentrificación? Quizá Londres sea un caso extremo. Por esta razón, todo el mundo se mudó a Berlín y ahora todos se están yendo a vivir a Lisboa. En cuanto a las discotecas, están cerrando debido a los camellos. Pero la historia siempre se repite, ¿no? Puede que ahora estemos pasando por una mala época para los clubs, pero en 10 años quizá vuelvan a abrir.

Sebastian: Nicolaas Jaar ha afirmado que incluso Drake produce música house, por lo que es difícil generalizar y hablar del house como género. Incluso los raperos hacen música de discoteca. El panorama musical actual ya no es lo que era. Antes los DJ creaban los ritmos y las bandas de rock organizaban conciertos. Eso es lo que hacíamos al principio: incorporar esos ritmos de DJ a los shows y la energía de los grupos a las discotecas. 

cafébabel: ¿Habéis notado los efectos del Brexit?

Sebastian: Es una pena. Todo ha sido por culpa de los políticos y de los medios de comunicación, que han mentido a la gente. Los periódicos de derechas como The Sun y The Mirror se inventaron un montón de bobadas para defender el voto a favor del Brexit, ya que, si no, "la gente perdería su empleo". Mientras tanto, los inmigrantes ocupan puestos de trabajo que nadie más quiere, y los politícos hacen falsas promesas. Al final, el lado equivocado ganó por muy poco.

Graham: Personalmente, lo que mas me asusta de todo esto es que ha quedado al descubierto la verdadera mentalidad del mundo occidental en general, no sólo del Reino Unido. Fijate en lo que está sucediendo en Estados Unidos y en Europa. La gente se está volviendo muy egoísta. Nosotros, en cambio, vemos a los demás como parte de nuestra familia. 

cafébabel: ¿Dónde estábais cuando os enterásteis del resultado del referéndum del Brexit? 

Sebastian: Eran las cinco de la mañana y estaba despierto trabajando en nuestro disco. Mi hermana me envió un mensaje para recordarme lo que estaba sucediendo. Me impactó muchísimo.

Graham: Yo estaba en Londres y me quedé sin palabras. Nadie sabía lo que iba a suceder y, al final, la mayoría de votantes tenía más de 65 años. Es un voto envejecido. Una generación se la ha liado a otra. 

cafébabel: Después del Brexit mucha gente buscó en Google "¿qué es la Unión Europea?" ¿Qué significa la UE para vosotros? 

Graham: Unidad.

Sebastian: Libre comercio, libre circulación. Cero fronteras en un espacio tan pequeño. Es genial viajar entre culturas y pertenecer a un continente que puede presumir de una rica diversidad de culturas e idiomas. ¿Por qué deberían todas estas ventajas caer en manos de un partido político? 

cafébabel: Como grupo, ¿mo veis el futuro de Europa? 

Graham: En este momento tenemos problemas muy serios y necesitamos un toque de atención. 

Sebastian: La política representa solo una distracción dentro de un complejo industrial-militar. ¿Realmente el Brexit va a cambiar mucho las cosas? Espero que no, pero una cosa está clara: la gente hablará de ello durante mucho tiempo. Ya sabes, detrás de los titulares sobre el Brexit tambien están la guerra en Siria, la deforestación en América del Sur, la contaminación, la matanza de animales... 

Graham: En realidad, nos entristecen más otras cosas que no salen en la prensa. El Reino Unido no es más que una pequeña isla en un planeta enorme con problemas mucho más graves. 

cafébabel: ¿Cómo podría ser esta llamada de atención?

Graham: Siendo sincero... es complicado. Algunos ricos, como Bill Gates, tratan de ayudar poniendo en marcha grandes sistemas. Sería estupendo poder contar con mas políticos y gobiernos para intentar cambiar la situación y ser sinceros con los ciudadanos. 

Sebastian: También necesitamos ver un cambio de actitud por parte de las empresas. Actualmente existe la tecnología necesaria para avanzar. Sin embargo, como es caro, no quieren gastar dinero en cerrar viejas fábricas y en utilizar el sistema actual para cambiar las cosas.

cafébabel: ¿Crees que hay personas que representan un futuro prometedor para el Viejo Continente?

Graham: Cantantes como Lady Gaga pueden ser buenas influencias. Justin Bieber, Drake, Beyoncé... No pertenecen a ningún partido político y tienen la capacidad de llegar a muchísima gente. Se les escucha más a ellos que a muchos políticos y otros ejecutivos. Actualmente ya influyen en muchas personas.