Cultura

Los cantantes-mito de Europa: Vivos tras la muerte

Article published on 2 de Marzo de 2009
Article published on 2 de Marzo de 2009
De muy diversos estilos, todos tienen algo en común: unas décadas –los 60 y 70-, la música y un trágico final que acabó por reafirmar su estatus de mito. Damos un repaso a algunas de las leyendas de la música europea.

Desde Mozart hasta John Lennon, algunos músicos dejan una huella especial en la sociedad, que los eleva a la categoría de mitos. Damos un repaso a una selección de músicos europeos que quedaron en la memoria colectiva, aún más viva tras su trágico final.

El artista incomprendido, un modelo romántico

©Oslo in the Summertime/flickr“En el modelo romántico se tiene que sufrir y acabar dejando la vida de forma prematura en una lucha sin posibilidades de éxito”, comenta Jaume Ayats, profesor de etnimusicología en la Universidad Autónoma de Barcelona. “En esta época se produjo un gran cambio social en la vida europea: movimientos de liberación de costumbres, época hippie, mayo del 68… Estos cantantes fueron los modelos de rebeldía que cada generación de jóvenes necesita”, afirma Ayats.

Krzysztof Komeda, Jazz polaco y cine americano

©wikipediaKrysztof Trzcinski, Komeda, estudió medicina, aunque nunca abandonó su pasión por la música. Este músico polaco creó nuevas formas de jazz, mezcladas con la tradición musical polaca. En los 60 compuso una decena de bandas sonoras, como la de Knife in the water de Roman Polanski. En 1968, Krysztof Komeda sufrió un accidente, estando de fiesta entre amigos, lo que le provocó la muerte, meses más tarde, debido a un tratamiento erróneo.

Nino Bravo, más allá del charco

A pesar de que Nino Bravo murió hace más de 30 años, las nuevas generaciones en España y Latinoamérica podrían tararear aún algunas de sus canciones. Nació en en 1944 en el pueblo valenciano de Aielo de Malferit, donde se abrió un museo a su memoria en 2006,y murió en un accidente de tráfico 29 años más tarde. “Es el único cantante en la historia de la música pop española que ha conseguido encandilar a varias generaciones con apenas tres años de carrera artística”, destaca Darío Ledesma, de 26 años, que se encarga de la web oficial de Nino Bravo. Además, Ledesma ha coescrito el libro Memoria Viva de Nino Bravo, que se suma a otras tantas obras dedicadas al cantante.

Rino Gaetano. El famoso desconocido

©obbino/flickrTodo el que se acerque a la obra de este cantante y compositor calabrés, descubrirá que estamos hablando de un personaje singular, de los que son –y merecen- ser recordados. Rebelde, original, provocador, encarna a la perfección el espíritu de una época, el espíritu de un incomprendido.

“Rino aparentaba ser muy superficial y alegre, ligero. Pero si lees las letras de sus canciones te das cuenta de sus reflexiones sobre la sociedad italiana y sus dramas interiores. Creo que poca gente lo conocía de verdad”, comenta Anna Castellari, italiana fascinada por este cantante, que murió a los 31 años en un accidente de tráfico, tras negársele la atención en cinco hospitales distintos.

El año pasado se estrenó una película titulada como una de sus canciones más famosas, Il cielo è sempre più blu sobre el cantante-mito. En octubre de 2007 se celebró el Big Mama di Roma Happy Birthday Rino, un gran concierto en memoria de Rino Gaetano.

Claude François. Descubriendo ritmos a Europa

©LGF 2004Nacido en 1939, Claude François, adaptó durante los años 60 y 70 el rock y el pop a los gustos europeos, siendo uno de los principales descubridores de esta música para el público francófono.

Claude François murió electrocutado en un accidente doméstico en 1979 en su piso de París. Su principal éxito fue la composición de la canción Comme d´habitude, conocida en todo el mundo gracias a la adaptación en inglés cantada por Frank Sinatra en My way.

Ted Gärdestad: de ídolo adolescente a miembro de una secta

©Ted Gärdestad/wikipediaTed Gärdestad (1956) empezó en la música con 15 años. Ídolo de adolescentes en sus comienzos, la carrera de este cantautor sueco evolucionó a lo largo de su vida, combinando la herencia escandinava y las influencias de las nuevas olas musicales.

A principios de los 80, Ted entró en una secta, experiencia que le provocaría trastornos mentales de los que nunca se recuperaría. Años más tarde volvió a Suecia, donde tuvo un renacer profesional en los 90. Entre tanto, el cantante sufrió un duro golpe al ser protagonista de rumores que le culpaban del asesinato del Primer Ministro sueco, Olof Palme. En 1993 Gärdestad se suicidó arrojándose delante de un tren.

John Lennon, el pop y la paz

©orsorama/flickr“Lennon era una estrella pop que se transformó en un buscador de la paz, con toda una masa de gente siguiéndolo”, afirma Lucy Carter, escritora para la revista del club de Fans de los Beatles. El ex Beatle fue asesinado en 1980 por un fan perturbado llamado Mark David Chapman, que le disparó seis veces. Este fue el final de la vida del cantante, pero un paso más hacia su leyenda. “John ya era una leyenda antes de morir. Pero después se convirtió además en un mártir”, opina Ken McNab, periodista de 45 años del Glasgow Evening Times y fan de John Lennon, que pronto publicará un libro sobre las los Beatles en Escocia.

“Lennon siempre será recordado. Vivirá en su música, en la historia y en el recuerdo durante muchos muchos años”, concluye Lucy.