Cultura

Mr Roux: "Me siento más próximo a los torpes e inadaptados"

Artículo publicado el 27 de Julio de 2009
Artículo publicado el 27 de Julio de 2009
Tiene predilección por los desahuciados de la sociedad. Este cantante francés esboza con su pluma toda una galería de personajes imperfectos. ¿Un tipo duro de corazón tierno?

Universal. Dos de la tarde. Espero pacientemente en salas impersonales el comienzo de la entrevista. Erwan, alias Mr Roux ya está allí. Me digo que desde canciones como Petite pouff y Petite rasta, que descubrí en Internet por azar, Mr Roux ha recorrido un largo camino, nada menos que tres años de representaciones y 300 conciertos a sus espaldas. Un recorrido en el que no han faltado distinciones y un nuevo álbum. Una trayectoria envidiable.

La puerta se abre y saludo a Erwan. Parece un tanto malhumorado, pero en el transcurso de la entrevista percibo que esa es su forma de ser. Le asedio inmediatamente pidiéndole su valoración de las elecciones europeas (donde la tasa de participación apenas llegó al 43%). Erwan se siente consternado y habla de 'voto útil’: “El voto útil es un buen ejemplo de renuncia a los ideales o utopías en favor de un punto de vista pragmático. Porque es bueno soñar y ser idealistas, pero la realidad es, a menudo, más complicada”. Así lo expresa también en su canción Le vote utile: “Me contaron que no siempre puedes hacer lo que quieres, que terminé por convertirme en un modelo para pocos. Comeré lo que me den sin rebelarme, revisaré todos mis ideales y sueños inútiles y votaré útil”. Él es así, no se muerde la lengua. Tiene ese lado bruto de manzana un poco podrida, pero habla con una simplicidad desconcertante.

La forja de un artista

“Antes de ser Mr Roux me ganaba la vida como educador y pasaba mi tiempo libre haciendo música y viajando”. Fue en una de sus escapadas al Océano Índico donde conoció a un prometedor músico originario de Rennes, como él, que le propuso tocar como telonero en sus conciertos. Desde entonces, Erwan no ha parado de subirse a los escenarios en Francia, Bélgica y Quebec. Mr Roux se asoció a un equipo formado por un contrabajista (Kevin Gravier), un guitarrista (Bertrand Thepaut) y un batería (Matthieu Lesiard). Todos vienen de universos diferentes pero tienen en común ese gusto por los textos ‘malditos’.

Tanto si eres feo y tienes los dientes podridos, estás mayor y padeces Alzheimer, eres como un perro rabioso o una ramera reconocida… En definitiva, si estás entre los maltratados de la sociedad, Mr Roux está allí para ocuparse de ti sin cortarse un pelo. Con una pluma hiriente levanta un retrato conmovedor y divertido de cada uno de estos personajes, marginados sociales a los que se tiende a juzgar severamente. Pero cálmese, Mr Roux posiblemente no sea tan antipático. “Prefiero a la gente de la calle, me siento más próximo a la gente torpe e inadaptada,  los encuentro más atractivos que a ciertas personas que pueden parecer demasiado formales y ordenadas, la perfección verdaderamente no me interesa. Me atrae el lado loco de la gente y siento ternura por los desgraciados”.

Has de saber, sin embargo, que si estás entre la “gente guapa" o gozas de mucho éxito, Erwan no se lo tomará como algo personal, incluso si se trata del presidente Sarkozy, hacia el que no siente especial simpatía. Mr Roux también adora hablar de sus vacaciones y me pregunta si no estará convirtiéndose en un viejo estúpido por llamar a la puerta de su joven vecino que pone música de fondo a las 3 de la mañana.

Curioso personaje que no debe ser reducido al cliché del “duro de corazón tierno”. Me lanzo un poco y le pregunto si no se le podría definir como un pesimista feliz. Tras dudar me responde que no, muy al contrario, cree en “la capacidad del hombre de crear sin cesar y en todo lo que la humanidad tiene de bello”. Difícil de creer a primera vista, sobre todo cuando se escuchan sus textos llenos de humor negro.

"La vida no era mejor antes"

"No pienso que la vida fuera mejor antes, la sociedad tiende a mejorar" Pero prestemos atención a su tema Era mejor antes, en él les cierra el pico a nuestros padres, abuelos y otros adeptos del mismo discurso: “No pienso que fuera mejor antes, la sociedad tiende a mejorar. Por ejemplo, cuando miras al pasado lo ves como una etapa más tranquila, porque ya ha pasado, por eso te dices que era mejor antes, pero en el fondo tenías las mismas incertidumbres que ahora. Es un poco una canción que ofende, donde digo a nuestros mayores que visto cómo eran, esto difícilmente podrá ser peor”.

Concluyo que, a pesar de la crisis económica, la precariedad y nuestra penosa decadencia, se vive mejor que hace 30 años… Después de todo puede haber razones para el optimismo, ¿por qué no creer como Mr Roux que lo mejor está por venir?