La Parisienne de cafébabel

¿Henri Guaino es euroescéptico?

Artículo publicado el 15 de Marzo de 2008
Publicado por la comunidad
Artículo publicado el 15 de Marzo de 2008
El consejero especial de Nicolas Sarkozy no rechaza su reputación de euroescéptico. Esta situación asusta a los dirigentes europeos, cuando recuerdan que dentro de tres meses, Francia tomará el mando de la Unión europea, por la presidencia rotatoria del Consejo europeo.

Algunos consideran al consejero especial de Nicolas Sarkozy como la garantía del no del Jefe de Estado que ha  «votado sí al tratado constitucional» y que fue «elegido por un país que ha votado no».

Las dudas expresadas por Henri Guaino sobre Europa no vienen de ayer. El ferviente opositor del tratado de  Maastricht ya las expresó en 1999 en un diálogo con Daniel Cohn Bendit, «Francia es soluble en Europa» y en un ensayo publicado el año siguiente, «El extraño renunciamiento».

Pero desde la llegada al poder de Nicolas Sarkozy, los ataques de Henri Guaino contra el Banco central europeo o la política europea de competencia – expresados claramente en una entrevista concedida al

Financial Times (10-12-07) - ¡echan chispas!

¿Qué falla en Europa?

En la cumbre europea de junio de 2007, señalando a la Comisión europea, Henri Guaino asestó: «Pero no comprenden que un día toda esta maquinaria va a derrumbarse»

En efecto, en «Francia es soluble en Europa», repite no creer en el proyecto europeo tal como existe. Considera que «el Gran proyecto político ha dado a luz a un monstruo burocrático que no sirve más que a sus propios intereses.»

Señalando la falta de dimensión política en Europa, añade: «hemos construido un sistema que no es más que un juego de poder entre burocracias que no tienen cuentas que rendir a nadie.» Estos son reproches que se expresan a menudo. Pero la diferencia con Henri Guaino es que él no ve nada bueno en la Unión europea tal y como es, habría que recomenzar desde cero...

La UE vista como una amenaza para la nación francesa

Sus posiciones se explican mediante su fuerte convicción republicana y soberanista. Cree en la nación y ve Europa como una amenaza, una «forma de liquidar el modelo republicano.»  Él considera: «no se

construirá nada sobre la expropiación forzada en cada pueblo, de su destino, de su cultura.»

Así se explica su rechazo a la independencia del Banco central europeo. Tampoco se siente ligado a los compromisos europeos aceptados por Francia cuando adoptó el euro. En efecto, Guaino ha explicado al Financial Times que Francia no tenía intención de reducir su gasto público a corto plazo. ¿Ah, sí, no se debe respetar ninguna disciplina presupuestaria?

Desempate alemán

«El diálogo euro-mediterráneo no resuelve nada. Al contrario, ahonda la fractura entre el norte y el sur», explica Henri Guaino en Francia es soluble en Europa. Henri Guaino, ¿el ardiente defensor de la

euro-mediterraneidad al lado de Nicolas Sarkozy? Sí, sí, pero en su defensa, el proyecto de Unión euro-mediterránea ha cambiado de contenido... Ahora se habla de la Unión mediterránea... la cólera

alemana sobre este tema parece influir en Francia, e incluso en sus elementos euroescépticos...