Lifestyle

Ensaladilla Imperial: rusa para los amigos

Artículo publicado el 11 de Julio de 2008
Artículo publicado el 11 de Julio de 2008
Una nacionalidad confusa pero una receta de éxito. ¿De dónde viene la ensaladilla rusa?

¿Habrá alguien que no haya probado la Ensaladilla Rusa? En España es difícil de creer porque la ensaladilla -preparada al gusto propio, pues se precia a cualquier interpretación- es fácil de hacer, y en verano es uno de los sabores distintivos de la estación en bares o cocinas de casa. Ahora bien, resulta que su origen es… ¡francés! Entonces, lo de ruso, ¿a qué viene?

Manjar aristocrático

Érase una vez un cocinero francés, M. Olivier, que trabajaba para el zar ruso allá por 1864. Fue él quien inventó tan socorrido plato que se prepara en un plis plas. Claro que, la receta original, guardada muy celosamente por el chef, llevaba además de las verduras, manjares tales como caviar, trufas y otras suculencias. El nombre de la ensaladilla era “Olivier”, en honor a su creador, o “Imperial”, por lo del imperio ruso.

En aquellos tiempos, muchos aristócratas rusos visitaban París y en la capital francesa pedían platos de su país. Entre ellos, la ensalada Olivier o Imperial. Este entremés se puso de moda en el París de la Belle Époque y fue así como llegó a España, Inglaterra o Italia. La receta española común no contiene los manjares de los aristócratas rusos, pero mantiene las verduras y el bonito, todo aliñado con mayonesa. Lo más curioso es que en Rusia existe también esta versión más popular de la ensalada Olivier, ¡pero la llaman ensalada americana!

La política en la comida

Cuando Franco instauró la dictadura en España (1936-1976), la represión fue, como ya se conoce, terrible. Además de las libertades recortadas y de las muchas prohibiciones que se impusieron, ¡la represión llegó a la comida! Por entonces, la ensaladilla rusa ya era muy popular en España, pero lo que los militares fascistas no podían tolerar era su nombre, ¡el adjetivo “rusa”! El demonio encarnado en una simple ensalada. Así que se obligó a denominarla ensaladilla nacional.

La receta verdadera se ha perdido pero se mantiene la base de verduras y la mayonesa. Se pueden añadir ingredientes al gusto de cada uno. Incluso existe la versión vegana (dieta puramente vegetal) que en vez de mayonesa a base de huevo, usa la veganesa (sin huevo y con leche de soja).

Ensaladilla rusa para 4 personas:

Ingredientes: 4 patatas grandes, 2 zanahorias, 3 huevos, 150 gr. de guisantes cocidos, 200 gr. de bonito en aceite, ½ litro de mayonesa, agua, sal

Para decorar: lechuga, huevo, aceitunas, pimiento morrón.

Preparación:

1) Cocer las patatas con piel, los huevos enteros y las zanahorias peladas, en una cazuela con abundante agua. Cuando estén fríos, pelar las patatas y los huevos, reservando un huevo para decorar.

2) Trocear todo en cuadraditos pequeños y colocarlos en un bol grande. Sazonar. Agregar el bonito desmigado y los guisantes cocidos.

3) Mezclar todos los ingredientes, añadir la mayonesa y servir en una fuente amplia. Para la decoración, se pueden colocar tiras de pimiento, aceitunas, el huevo, y las hojas de lechuga cortada en juliana fina.