Lifestyle

Meet My Hood: Zugló, Budapest

Artículo publicado el 15 de Diciembre de 2016
Artículo publicado el 15 de Diciembre de 2016

El distrito XIV de Budapest es el lugar en el que nací y en el que he pasado casi toda mi vida. Para mí es el lugar perfecto, pero para mis amigos es una zona en la que no hay nada que hacer. Una pregunta que no soporto es: "¿Aún vives en Zugló?"

Zugló es el tercer distrito más importante de Budapest, donde se encuentran los mayores museos y los bloques de pisos más antiguos, por no mencionar el Parque de la Ciudad, el Zoo, el Capital Circus de Budapest y los restos del parque de atracciones.

Estoy muy orgullosa de ser de Zugló. Es un barrio realmente curioso para vivir, donde siempre te puedes encontrar algo inesperado. Por delante de mi edificio de diez pisos pasa un riachuelo que solo te das cuenta de que está cuando, al caminar, ya te has metido dentro de él. En la Plaza Örs Vezér está el centro comercial más antiguo de Hungría, justo detrás de una de las arterias más caóticas de la capital. Muchos inmigrantes chinos y de etnia romaní han elegido este distrito para instalar su hogar en sus edificios de apartamentos. Sin embargo, justo a la vuelta de la esquina, nos encontramos con las casas residenciales de los que una vez fueron nuestros compañeros de clase más pudientes. Esto puede dar la sensación de estar en un país completamente diferente.

Las flores marchitas de Zugló

Entre los grandes planes urbanísticos elaborados por el gobierno para reconstruir Budapest se incluye la creación de un barrio museo que se ubicaría en el lugar que ocupa el Parque de la Ciudad, el mayor espacio verde de Pest [la parte de la ciudad que se encuentra al este del Danubio, Ed.], proyecto que cuenta con un gran número de detractores. Un grupo de activistas, denominado Occupy City Park Budapest, se instalaron allí en marzo de 2016 y vive en comunidad en pleno corazón del parque para manifestar su desacuerdo.

Desde 1950 hasta 2015, el Parque de la Ciudad albergó el único parque de atracciones de Hungría, del que hoy solo quedan escombros. Hay un nuevo plan de construcción para este lugar, pero nadie sabe cuando comenzarán los trabajos. Con un poco de suerte, algunos elementos del antiguo parque de atracciones -las imponentes montañas rusas de madera- sobrevivirán a la remodelación del lugar.

Zugló es también un importante punto de encuentro para una gran variedad de minorías culturales. La Plaza Örs Vezér es el refugio de los punkis de la ciudad; la Plaza de los Héroes siempre está repleta de turistas haciéndose selfis junto a las estatuas; y el Parque de la Ciudad es el lugar favorito de los bebedores de cerveza. Es también un distrito en el que se practican toda clase de deportes y donde se ha creado uno de los primeros jardines comunitarios, para que los inquilinos de los pisos puedan disponer de un pequeño huerto. 

La opinión de los vecinos

Subtítulos en español disponibles.

¿Cuánto cuesta?

La gente

---

No te puedes perder...

Trabant: este es mi pub favorito porque está en uno de los barrios de Zugló donde no hay absolutamente nada que hacer a no ser que el tiempo te permita correr a lo largo de las orillas del río o quedarse a pasar el rato en los parques infantiles y utilizar los columpios de aparatos de gimnasio al aire libre y, además, gratis. El local tiene un estilo retro, no suele estar abarrotado de gente y destila un ambiente muy agradable, con vinilos en las paredes y piezas de coches de la marca Trabant por todas partes.

Dürer Garden: si quieres asistir a un concierto al azar, tienes que visitar el Dürer Garden. Situado en el antiguo edificio de la Facultad de Arte, cuenta con zona interior y con terraza. Aparte de escuchar música, también puedes jugar al ping-pong, al futbolín o a los dardos. Es uno de los famosos 'ruin pubs' de Budapest y un excelente lugar para probar la típica salchicha húngara a la parrilla.

Kertem: en pleno Parque de la Ciudad nos encontramos con este agradable bar al aire libre, lleno de sillas y bombillas multicolores. Abierto desde primavera hasta octubre, de día es un oasis lleno de familias; de noche, ideal para tomar una cerveza y una hamburguesa y escuchar música en vivo al aire libre.

Plaza de los Héroes: una de las más importantes y visitadas de Budapest, no perderse las maravillosas estatuas que la rodean y los dos museos. Con buen tiempo puedes dar un paseo o alquilar una bicicleta para recorrer el cercano Parque de la Ciudad, con un lago y el zoo. En invierno también te puedes divertir en la cercana pista de patinaje sobre hielo.

El Zoo: el zoológico de Budapest es muy grande y famoso. Vale la pena visitarlo, porque se dice que es uno de los más respetuosos con los animales. Los fines de semana hay un montón de programas interesantes para los niños y a menudo se pueden ver recién nacidos de especies raras.

Este artículo forma parte de Meet My Hood, un proyecto de Cafébabel con el que descubrir otras zonas de Europa gracias a la gente que vive allí. Las calles escondidas de tu próximo destino ya no tienen secretos para ti.