Lifestyle

Millennials: dejadles comed tostadas de aguacate

Artículo publicado el 21 de Junio de 2017
Artículo publicado el 21 de Junio de 2017

Tim Gurner, millonario australiano y aficionado al mundo inmobiliario, dijo que, para poder llegar a comprar una casa, los millennials deberían dejar de comprar cafés caros y tostadas de aguacate. En Cafébabel hemos utilizado nuestras mejores armas para refutar su teoría. 

El aguacate es un alimento básico para los millennials. Puedes asarlo en la parrilla, hervirlo, hornearlo, saltearlo. Hay kebabs de aguacate, aguacate criollo, aguacate con gumbo. Hay aguacate con piña, con limón, con coco, con pimienta, sopa de aguacate, estofado de aguacate, ensalada de aguacate, aguacate con patatas, hamburguesa de aguacate, sandwich de aguacate. Y luego, están las tostadas de aguacate. 

La tostada de aguacate es la nueva moneda de cambio y Tim Gurner declaró recientemente que era tan cara que, de eliminarla de tu vida, podrías acabar siendo el dueño de una casa. El millonario de 35 años atacó públicamente a los millennials por desviar sus prioridades financieras hacia en cafés caros y comida de lujo. Desde su posición de autoridad moral, Gurner insiste: “Cuando te estás gastando cuarenta dólares al día en aguacate machacado y cafés, por supuesto [no puedes permitirte comprar una casa]”. Pero al señor Gurner se le olvidó un pequeño detalle: cuando te metes con millennials, atacan de vuelta. En Cafébabel hemos decidido tomarnos sus declaraciones literalmente y hemos examinado en detalle datos reales. 

Elegimos veinticinco capitales de entre los veintiocho Estados miembros de Europa (UK, todavía te queremos), tomamos el precio de una tostada de aguacate hipster y calculamos cuántos años se necesitarían para poder comprar un apartamento de treinta y cinco m2 en el centro de la ciudad en el caso de que alguien comiese una tostada de aguacate diaria. Estos son los resultados. 

¡Sorpresa! En Londres tendrías que renunciar a comer tostadas de aguacate durante 473 años para poder comprar un apartamento de 35m2. Lo que significa que tus hijos y los hijos de tus hijos, e incluso los hijos de éstos, tendrían que abstenerse de esta exquisitez. En París sería sólo durante 143 años.

¿Conclusión? No todos los caminos llevan a Roma, especialmente si la base de tu dieta está compuesta de tostadas de aguacate. Así que, mudémonos a Berlín, ¿no?. 

Para ver los resultados obtenidos en distintos países de Europa echa una ojeada a nuestro mapa: