Lifestyle

Revista de prensa: Por qué Europa ama a Obama

Article published on 30 de Octubre de 2008
Article published on 30 de Octubre de 2008
La prensa europea se pregunta por qué Barack Obama es tan popular en Europa. Unos albergan la esperanza de que el presidente Obama contribuya a mejorar las relaciones transatlánticas. Otros opinan que no hay que dejarse llevar por el optimismo

Financial Times Deutschland - Alemania

(Barack Obama/flickr)Las emociones y no las cuestiones políticas concretas determinan la predisposición de Europa hacia Obama y hacia las relaciones transatlánticas, según opina el Financial Times Deutschland. "Será muy desagradable con los demócratas, advierten [expertos y analistas]; el salvador exigirá más soldados europeos para Afganistán; se doblegará en la política comercial ante la presión de los proteccionistas. [...] Tienen razón en cada uno de los puntos, estos abogados de la fría objetividad, y sin embargo se equivocan. [...] Ninguna otra relación con otro país extranjero despierta entre los ciudadanos europeos unas emociones tan intensas como la relación con los EE UU. [...] Tras ocho años del mandato ajeno a la cultura, políticamente incapaz y autócrata de George W. Bush, las relaciones transatlánticas necesitan una figura positiva de identificación con tal urgencia como muy pocas veces en su Historia. No cabe duda de que el elegante Barack Obama, ágil en política y en porte, está en mejores condiciones de ofrecer a los europeos una superficie positiva de proyección que el estrafalario John McCain".

(30/10/2008)

 Thomas Klau

Les Echos - Francia

(astorg/flickr)El periódico financiero de Le Monde reflexiona sobre la 'obamanía' en Europa puntualizando que los europeos no deberían guardar unas expectativas demasiado altas respecto al próximo presidente de los EE UU: "Si los europeos pudieran votar en las elecciones presidenciales norteamericanas del 4 de noviembre, el resultado sería sin duda [...] una amplia mayoría [...] para Barack Obama. [...] Pero independientemente de cómo se llame el presidente o si será un republicano o un demócrata quien ocupe la Casa Blanca el 20 de enero de 2009, los europeos esperan demasiado de él. [...] Esperan un viraje radical de la política exterior norteamericana. [...] No obstante, los europeos no deberían hacerse ilusiones. [...] Paradójicamente, para un cambio radical de la política norteamericana, como los europeos lo desean hoy, Europa –que ha llegado a ser un 'país' pujante en materia económica y comercial– debería cambiar y dotarse de una verdadera personalidad política para convertirse en un interlocutor serio de los Estados Unidos entre China, Rusia y los otros países emergentes".

30/10/2008

 Jacques Hubert-Rodier

Helsingin Sanomat - Finlandia

Markku Ruotsila, profesor de Historia americana y británica, critica en su artículo en el periódico Helsingin Sanomat las expectativas que los europeos depositan en Obama: "Se cree y se parte de la base de que nada más asuma el mando [Obama] se va a distanciar de la política exterior y de defensa de George W. Bush y que va a llevar a los Estados Unidos al camino del multilateralismo, de la colaboración y de una solución pacífica de los conflictos internacionales según el modelo europeo occidental. Esta representación es un disparate. En las cuestiones clave de política exterior, Obama no actuará de modo distinto a Bush por el simple motivo de que en EE UU existe un consenso de todos los partidos sobre este tema. En la campaña electoral se pueden afirmar otras cosas, pero la realidad es que Bush ha seguido [...] la tradición de la política exterior estadounidense en los temas clave de política exterior. [...] Y Obama tampoco será la excepción a la regla".

(30/10/2008)

Markku Ruotsila

Postimees - Estonia

(azkid2lt/flickr)Según el periódico Postimees, Obama es tan popular en Europa porque invita a sus socios a dialogar. Solo en el caso de Rusia choca con sus límites: "A diferencia de [su rival republicano a la presidencia John] McCain, Obama cree que las diferencias se pueden salvar mediante la simple negociación. Pero como la Historia enseña, eso no es posible en el caso de Rusia. A este respecto, su política reconciliadora es ingenua, y desde una perspectiva estonia es incluso verdaderamente desastrosa. [...] No deberíamos creer que Obama entiende nuestra Historia y nuestras preocupaciones, pues no estuvo aquí en su gira europea. Por el contrario, entre los amigos de McCain se cuentan también los dirigentes de pequeños países como Georgia, y McCain ayudó al país durante el ataque ruso mientras que Obama estaba de vacaciones en Hawái con su familia".

30/10/2008

Priit Pullerits