Lifestyle

Verena Gerlach: Diseñando letras en un mundo machista

Article published on 6 de Marzo de 2009
Article published on 6 de Marzo de 2009
Berlín es la inspiración de las creaciones de los diseñadores tipográficos alemanes, y es precisamente en esta ciudad donde encontramos así que ahí encontramos a esta mujer de 38 años. Hablamos de mujeres, hombres y originalidad

Verena Gerlach estaba en una fiesta ayer. Sus grandes gafas de sol me dicen que no soy el único que piensa que es demasiado temprano en esta soleada mañana de domingo, mientras paseamos por una calle tranquila del sur de Berlín. “Debes acostumbrarte a ver personas usando tus diseños de fuentes como quieren”, comienza. “Tal vez expresen ideas con las que no estás de acuerdo, o puede que el resultado final sea, simplemente, feo".

Salvando el pasado del RDA

Nacida en 1971, Gerlach ha sido una diseñadora de fuentes desde que empezó a interesarse en la tipografía, mientras estudiaba comunicación visual en la Kunsthochschule Berlin Weissensee (escuela de arte de Berlín Weissensee). “Es una mundo pequeño”, explica, “Todo el mundo se conoce, incluso a nivel internacional”. Ella define su propia manera de diseñar como un método de “búsqueda, encuentro y rescate”. Comenzó en la profesión tras la unificación de los dos lados de Berlín en 1989. “Cuando el muro cayó yo pensé '¡oh, es un gran campo de juego!' Del lado Este todo estaba aún ahí, por la economía de la escasez. Sin embargo, eso también estaba desapareciendo”. Mientras esta berlinesa del Oeste se inspiraba con este descubrimiento, comenzaba a tomar fotografías de letreros de almacenes, que luego desarrolló con su propio tipo de imprenta.

fraugerlach.comOtro proyecto de este tipo fue inspirado en las señales de calle en Berlín del Este y Oeste. Su interés por salvar el pasado de la antigua RDA continuó cuando se mudó un edificio socialista, aún importante no hace tanto tiempo: la Haus des Lehrers (casa de profesores). El bajo precio del alquiler atrae a grupos de jóvenes y a una “comunidad estudio” desarrollada por unos cuarenta artistas, incluyendo arquitectos, cineastas, diseñadores, fotógrafos y músicas. El edificio, en Alexanderplatz, centro de la antigua parte socialista de la ciudad, se convirtió en una importante parte de la subcultura de Berlín. “Dentro del edificio encontrarás una tabla con una lista de arrendatarios. Yo veo eso y lo convierto en un tipo de imprenta digital”. Gerlach también realizó un logo para la comunidad, con lo que también puede añadir la profesión de diseñador gráfico a su currículum.

Un mundo de diseño exigente para una mujer

"Es un trabajo muy intenso. Trabajas día y noche, cuando estás en el rollo no debes detenerte". Según Gerlach, el diseño actual es igual de intenso: “Debes escoger entre blanco o negro, no puedes trabajar con gris. Es sí o no, debes tomar decisiones claras sobre tu diseño". El mundo del diseño tipográfico parece necesitar también de resolución. “Trabajo en un campo muy masculino, heterosexual, blanco. Oyes todo tipo de sinsentidos; un tipógrafo suizo dijo que las mujeres no son tan buenas como los hombres ya que al final se quedan embarazadas. Algunas veces te preguntas si un chico está más interesado en tu físico que en tu trabajo, a pesar de que la mayoría de mis colegas son muy agradables”. 

Es por este tipo de cosas que Gerlach se arrepiente un poco de haber escogido esta profesión, si es que hay razones para ello. “Estuve preguntándome dónde están todas las mujeres, así que decidí ser un modelo a imitar y demostrar que hay diseñadoras femeninas”. Leyendo y asistiendo a conferencias encontró muchas mujeres, aunque muy pocas irían al escenario, “guardé contacto con grandes diseñadoras y ya ha habido alguna colaboración”, dice, poniendo como ejemplo la web de las Typeladies. Es una plataforma abierta en la que diseñadoras desde EE UU a Rusia pueden presentar su trabajo. “También ha habido decepciones”, admite Gerlach. “Las mujeres son muy perfeccionistas. Les lleva años presentar su trabajo mientras que los hombres están ya en escena después de producir una muestra sencilla”.

fraugerlach.comGerlach también está transmitiendo el conocimiento a nuevas generaciones enseñando el diseño tipográfico y la tipografía, en la Design Akademie de Berlín. Hay una clara diferencia entre generaciones, no necesariamente buena, “generalmente, los estudiantes hacen exactamente lo que les digo pero no van más allá. No es culpa de las computadoras, ya que desde que creces con un ratón en tu mano sabes cómo usarlo. Pero una computadora no es una máquina pensante, necesitas usar tu cerebro”. Profesores de Inglaterra y Polonia están de acuerdo con ella, lo que la preocupa, especialmente cuando ve la homogenización de tradiciones en todas partes. “En general, la exclusividad en el diseño de cada país está desapareciendo ya que todos están simplemente copiando al otro y a las revistas en las que ves diseños buenos e ingeniosos". Su misión es evitar la desaparición del pasado tipográfico de Berlín.