Política

El 9 de marzo España vota en toda Europa

Artículo publicado el 3 de Marzo de 2008
Artículo publicado el 3 de Marzo de 2008
Españoles y franceses acuden a las urnas el 9 de marzo en elección legislativa y municipal respectivamente. Sorprende ver a los partidos de ambos países colaborando en ambas campañas.

“Ya he arreglado todos los papeles para poder votar.” Son palabras de la risueña Teniente de alcalde de París y no se refieren a las elecciones municipales francesas del 9 de marzo. Se llama Ana Hidalgo y es originaria de Cádiz, España. Hidalgo, que vuelve a presentarse en las listas socialistas del actual alcalde parisino, Bertrand Delanoë, se refería a las elecciones generales españolas de la misma fecha. Por primera vez, los españoles residentes fuera de su país, pueden participar en las legislativas a través de las cuales se elige al presidente español sin tener que votar por correo, sino acudiendo a la oficina consular.

Campañas electorales sin fronteras

Hidalgo se pronunciaba en este sentido el pasado 9 de febrero en la capital gala, durante un acto preelectoral del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) abarrotado de expatriados hispanos. De entre de las federaciones internacionales de este partido español, el PSOE-Europa engloba a todas sus agrupaciones regionales europeas fuera de España, como la de París, la de Bruselas o la de Berlín. Esta organización tentacular a lo largo de Europa se repite también entre los militantes del partido Izquierda Unida a través del Partido Comunista de España, y se debe a los dos millones de exiliados políticos y económicos que produjo este país entre 1936 y 1976. Ahora bien, también el Partido Popular (PP) -oposición conservadora- sabe pedir el voto en Europa. El pasado 30 de enero, su candidato a la presidencia española, Mariano Rajoy, recibió el apoyo público de Angela Merkel y Nicolas Sarkozy durante un acto multitudinario de la derechista UMP francesa en el que el presidente galo le deseó el triunfo e invitó a los votantes españoles en Francia a propiciarlo.

El embrión de militancias transnacionales europeas

Estos militantes políticos españoles en Europa no sólo se ocupan de asuntos políticos españoles, sino que también trasladan propuestas para reformas de política comunitaria a las direcciones de sus partidos. “Sobre todo en temas de cooperación judicial entre Estados”, explica José Rojas, Secretario general del PSOE-París. “Por ejemplo, para que cuando un juez francés conceda la tutela de un hijo minusválido a un español, las autoridades españolas reconozcan dicha tutela sin esperar a que otro juez español lo haga.”

Ahora, el Partido Socialista Europeo (PSE) se está conformando como una organización de militantes en vez de partidos nacionales: ¿cómo se organizarán entonces los partidos nacionales en el extranjero? “Aunque el proceso actual del PSE debe ser la meta final de la izquierda socialista”, retoma Rojas, “surgirán muchas reacciones, pues los partidos socialistas en Europa aún hoy tienen muchas preocupaciones exclusivamente nacionales y calendarios electorales distintos”.

Próxima etapa: la circunscripción electoral para expatriados

El Gobierno de España propone ahora la creación de una circunscripción electoral exclusiva para los españoles en el extranjero: “casi un millón y medio”, confirma a este medio Bernardino León, Secretario de Estado español de Asuntos Exteriores. Estaríamos hablando de unos 15 escaños sobre un total de 350, poco más que los que necesita Rodríguez Zapatero para alcanzar la mayoría absoluta. Se trata de la misma medida que Italia aplica desde la última elección legislativa en 2006, la que aupó a Romano Prodi al puesto de Primer ministro por una diferencia de tan sólo 20.000 votos frente a su rival, Silvio Berlusconi.

París: alcaldía abierta

Mientras tanto, la campaña electoral en París también se juega con numerosos ciudadanos extranjeros en las filas de los partidos. Los conservadores de la UMP presentan en uno de sus distritos ni más ni menos que a la ministra de Justicia Rachida Dati, originaria de Marruecos. “Son sobre todo portugueses, magrebíes y chinos”, apunta de nuevo Ana Hidalgo en relación a las listas de la izquierda plural. ¿Concibe ella la posibilidad de que algún día la alcaldía la ocupe un no francés? “Un no francés no sé, pero alguien que sea a la vez francés y de otra nacionalidad lo concibo perfectamente”, nos confiesa con un guiño de complicidad. ¿Anuncio sucesorio solapado?