Política

Matad a Berlusconi en Facebook: la política italiana, a debate

Article published on 16 de Diciembre de 2009
Article published on 16 de Diciembre de 2009
El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, se encuentra hospitalizado con diversas heridas en el rostro como consecuencia de la agresión que sufrió el pasado domingo por parte de un hombre con problemas psíquicos. El suceso ha desatado un amplio debate sobre el envenenado ambiente político de Italia

Frankfurter Rundschau - Alemania: Política, enemistad y odio

En la mayoría de los países comunitarios se puede dar carpetazo rápidamente a una agresión contra el jefe de gobierno por parte de una persona con problemas psíquicos. No así en Italia, opina el periódico liberal de izquierda Frankfurter Rundschau: "El rostro ensangrentado de Silvio Berlusconi constituye el símbolo de un país en el que el enfrentamiento político lleva tiempo caracterizándose por la enemistad y el odio. [...] Berlusconi se ha convertido simplemente en la víctima de este estado de ánimo amenazante. Desde su salida a la palestra en la política italiana, hace 15 años, ha sido él mismo quien ha enrarecido el ambiente del país. Insulta a sus adversarios políticos usando palabras como 'cabrones', 'sinvergüenzas'; a los medios críticos como 'fábricas de lodo'; a los jueces y fiscales como 'lacras de la democracia'. Berlusconi no acepta ningún límite, ninguna división del poder, ningún presidente del Estado. [...] Berlusconi, pero también los atizadores políticos del bando contrario, como el antiguo fiscal anticorrupción Antonio di Pietro, han convertido Italia en un país en el que las brechas parecen ser insuperables y los distintos sectores ya no pueden dialogar entre sí".

Dominik Straub

ABC - España: Culpa de toda la clase política

Foto: ©redbanshee/flickrLa agresión sufrida por el primer ministro Silvio Berlusconi constituye una señal del desmoronamiento del debate político en Italia según el periódico ABC: "La brutal agresión al primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, [...] es un síntoma inequívoco del deterioro cívico y político al que conduce la sustitución de la disputa ideológica por la simple destrucción del adversario. [...] Como efecto indeseado de ese afán de notoriedad de Berlusconi, la información política de los últimos meses en Italia ha girado en torno a la vida privada de su primer ministro, hasta el extremo de polarizar el debate entre el gobierno y la oposición. Y de este estado de cosas no es culpable únicamente Berlusconi, sino toda la clase política en su conjunto, incapaz de ofrecer una alternativa de debate propio de una democracia moderna".

Gazeta Wyborcza - Polonia: Señal de alarma

El ambiente político de Italia está envenenado, opina el periódico liberal Gazeta Wyborcza a la luz de la agresión contra el primer ministro Silvio Berlusconi: "La izquierda italiana, que se encuentra impotente frente al fenómeno multimillonario y populista [de Berlusconi], replica en un tono que resulta cada vez más peligroso. De este modo, ya ha surgido la película Matad a Berlusconi [Ho ammazzato Berlusconi] y también existe un grupo homónimo en Facebook. Si uno se va acostumbrando a que escale la violencia verbal, no queda tan lejos la violencia real. En Italia, que tiene sus experiencias sangrientas con el terrorismo, la agresión al primer ministro suena como una señal de alarma".

Miłada Jędrysik

Corriere della Sera - Italia: La solución está en todos

Umberto Ambrosoli, hijo del abogado Giorgio Ambrosoli, asesinado a tiros por la mafia en 1979, contradice en el diario liberal conservador Corriere della Sera la tesis de que la agresión al primer ministro Silvio Berlusconi se habría gestado en un clima de violencia comparable al de los años 70: "Italia (y no sólo ella) estaba calada por un fuerte sentimiento de injusticia social que, desde siempre, constituía la mecha de manifestaciones de violencia. [...] Hoy no está la base de desequilibrio político y social que produjo todo eso, a pesar de la grave situación económica que pone en crisis tantos derechos. [...] Con todo, el germen de la violencia [...] está llamando ahora de nuevo a la puerta: pero debe estar claro que hay razones diversas y mucho menos profundas que las de los años 70. [...] La de hoy es una violencia grave, por muy banal en su génesis, cuya solución atañe directamente a todos, haciéndonos responsables".

Umberto Ambrosoli

Fotos: ©999"/flickr & redbanshee/flickr