Política

Nastja Karimova, la hipster que protesta contra Putin en bikini

Article published on 16 de Mayo de 2012
Article published on 16 de Mayo de 2012
Incluso los activistas políticos sienten la necesidad de renovar sus métodos de protesta. Charlamos en Moscú con Nastja Karimova, de 23 años, cuyas acciones reivindican unas elecciones justas en Rusia. Su particularidad reside, precisamente, en los métodos que emplea.

Moscú. Es una de las jornadas más frías de 2012. Una mujer joven vagabundea por las calles comerciales moscovitas. De repente, se para y se quita la ropa. Posa, en medio del centro de la ciudad, con un bikini azul y sujeta en sus manos un cartel. Esta es la manera de protestar de Nastja Karimova, de 23 años, activista que lucha por unas elecciones justas en Rusia. La acción llevada a cabo por Karimova era única en su especie pero su implicación no es, sin embargo, un caso aislado. Miles de jóvenes rusos se han manifestado a principios de año contra el ministro-presidente Putin. ¿Cómo nacieron estas manifestaciones? ¿Están motivadas por un cierto oportunismo o por el hecho de no ver salida a la situación? ¿Qué ocurre con el movimiento protestatario? Explicaciones de Nastja Karimova.

Cafebabel.com: tú no eres nueva en los movimientos de protesta moscovitas. ¿Cuándo comenzaste a comprometerte?

Nastja Karimova: en enero de 2005, justo cuando estaba teniendo lugar la Revolución Naranja en Ucrania. Había llevado todo un lote de mandarinas de la que pasaba por la oficina del FSB (Servicios Secretos Rusos) en Moscú. Era un símbolo. Quería apoyar a los activistas ucranianos para mostrar que había personas en Rusia que creían en ellos.

Cafebabel.com: ¿desarrollaste desde entonces un interés por la política?

Nastja Karimova: sí, siempre he sido un animal político. Cada mañana, mi padrastro leía en alto artículos que encontraba en internet y criticaba al gobierno. En 2004, me uní a la organización de la juventud "Unión de Fuerzas Justas" (un partido a favor del liberalismo económico). Fue poco tiempo después de la tragedia de Beslan. En ese momento, Putin había decretado que los gobernadores ya no serían elegidos, sino designados por el presidente. Quería protestar contra esta decisión. No tenía entonces una verdadera posición política, era más bien una especie de sentimiento de fondo preocupante, pero quería hacer algo.

Cafebabel.com: y, después de eso, ¿qué pasó?

Nastja Karimova: durante mucho tiempo creí que comprometerse en un partido podría haber tenido realmente alguna influencia sobre la situación en Rusia. Pero es falso. En 2008, perdí las elecciones de consejeros municipales. Seis meses después, el paritdo se disolvió. Estaba decepcionada y, en el fondo, no quería involucrarme. Durante cuatro años dejé de interesarme en la política. Era una especie de apatía política, por decirlo así decirlo. 

Cafebabel.com: cuando las manifestaciones anti Putin comenzaron, te uniste al movimiento. ¿Qué había cambiado entonces? 

Nastja Karimova: no sé. Después de las pequeñas primeras manifestaciones, el ambiente era un poco sombrío. Nadie creía en el hecho de que esta protesta iba a adquirir una envergadura nacional. 

Cafebabel.com: ¿tú tampoco? 

Nastja Karimova. no. Nosotros, otros activistas, éramos prisioneros de nuestro universo online de hipster.

Cafebabel.com: ¿qué entiendes tú por eso? 

Nastja Karimova: en Rusia, calificamos a las manifestaciones que se celebraron en diciembre de "manifas de hipsters". Había habido ya movimientos de protesta en otoño, pero habían sido perturbados por la policía o disueltos. Fue en invierno, cuando la policía cambió de estrategia, cuando entonces pudimos manifestarnos libremente. 

Cafebabel.com: ¿Por qué fracasó esta revolución

Nastja Karimova: los rusos son muy temerosos de cara a la incertidumbre, tienen miedo. Eso no significa que no se manifiesten por sus derechos; en 2005, jubilados de todo el país protestaron por la reducción de las prestaciones sociales. Pero los rusos aún no tienen la intención de luchar por más derechos cívicos, por más democracia. Ese tiempo aún no ha llegado. 

Cafebabel.com: pero, ¿podemos decir que los jóvenes rusos han pasado de una corriente de modo alternativo a un movimiento político? 

Nastja Karimova: no puedo hablar en nombre de todos los rusos. Pero me temo que pocas cosas han cambiado. Solo una minoría ha sabido extraer algo de estas protestas. 

Cafebabel.com: ¿quién forma esta minoría? 

Nastja Karimova: los jóvenes ciudadanos, la élite intelectual. Son prósperos y confían en ellos mismos y también pueden criticar el sistema. El núcleo duro evidentemente, no va a abandonar, está constituido por varios miles de personas a través de toda Rusia. Van a continuar trabajando por más democracia a través de proyectos ciudadanos, flashmobs…Esto pasará no solo a nivel nacional, sino también a escala local.

Cafebabel.com : ¿tienes miedo, a veces?

Nastja Karimova: personalmente, no, quizás porque tampoco estoy muy implicada. Tengo muchos amigos que siguen con su compromiso. Tienen una visión oscura de la situación. 

Cafebabel.com : ¿qué sistema político desearías para Rusia?

“Para cambiar el Sistema debemos comprenderlo, convertirnos en expertos”

Nastja Karimova: debemos dejar de venerar a nuestros políticos como si fuesen Santos. Estoy a favor de la descentralización con el fin de que el dinero ganado por la gente en Siberia se quede allí y no se vaya a Moscú. Me gustaría que consiguiéramos por fin encauzar la corrupción. En nuestro país, quienquiera que decida montar su propio negocio se encuentra con que debe dar continuamente dinero a no se sabe quién. La asimilación del Comunismo es, a mis ojos, particularmente importante. Los rusos están envenenados por lo que se produjo hace 60 años. En Alemania, se habla de la época nazi asumiéndola. En nuestro país, eso no llega. Rusia necesita una campaña que nos haga reaprender el valor de los derechos humanos. 

Cafebabel.com: ¿continuarás protestando?

Nastja Karimova: voy a seguir siendo una activista, pero aún me queda mucho por aprender. El siguiente tema al que me voy a dedicar es la salud pública y este verano me gustaría comenzar unas prácticas en el Parlamento regional para ver cómo funciona la administración. Para cambiar el Sistema debemos comprenderlo, convertirnos en expertos. Voy a intentarlo.

Autora : Nuriya Fatykhova; Traducción al alemán: Alexandra Rojkov

Fotos: cortesía de ©Nastja Karimova