Política

Nordstream: el silencio es gas

Artículo publicado el 21 de Febrero de 2008
Artículo publicado el 21 de Febrero de 2008

Si el silencio fuera gas, las palabras serían un arma química. Esta es la versión europea del antiguo proverbio egipcio “si el habla es de plata, el silencio es de oro” en la discusión actual acerca del gasoducto del Nordstream que transportaría el gas desde Rusia a través del mar báltico hasta Alemania.

Utilizado por primera vez en el Reino Unido en 1831, este dicho se ha difundido entre los polacos, cuyo gobierno pretende que el gasoducto marino sea “construido en tierra firme”: mowa jest srebrem, milczenie zotem.

La reacción rusa - : , - (literalmente, “las palabras no son como un gorrión, una vez en vuelo no puedes atraparlas”), corresponde al dicho inglés “lo dicho no se puede retirar”. Consideremos que estas palabras proverbiales significan alrededor de 35.000 toneladas de armas químicas sumergidas en el mar báltico en la segunda guerra mundial: no se pueden retirar. En respuesta, los lituanos y letones opinan que “una palabra que parte volando como un gorrión regresa como un toro”: žodis žvirbliu išskrenda, jauiu sugržta.

Los responsables alemanes del proyecto están literalmente “envueltos en silencio” (in Schweigen gehüllt). Recordemos también el dicho alemán según el cual el “loco habla y el ingenioso reflexiona” -ein Narr spricht, der Kluge denkt-, así que quizás sea un silencio deliberado. Los españoles asienten vehementemente: “el que calla, otorga”, y añaden: “no hables si lo que vas a decir no es más hermoso que el silencio”.

Los italianos creen que un bel tacer non fu mai scritto (“el buen silencio nunca se ha escrito”). Por desgracia para nosotros, el negativo impacto ambiental del gasoducto ya ha sido confirmado por escrito. Mientras esperamos noticias del Nordstream, hagamos caso a la sabiduría turca: bin düün, bir konu, es decir, “reflexiona 1.000 veces antes de hablar una sola”.