Política

[VÍDEO] El autobús de la política en Alemania

Artículo publicado el 21 de Septiembre de 2017
Artículo publicado el 21 de Septiembre de 2017

Durante dos semanas, un autobús rojo repleto de jóvenes ha recorrido todo Alemania para hablar y, sobre todo, escuchar a los electores. Esta ha sido su aventura democrática.

Es un autobús rojo enorme. Imposibe no verlo. Ha dado que hablar en todas las ciudades en las que se ha parado. Y eso es bueno, porque su objetivo no era otro que ese. El "bus del encuentro" es un proyecto que une a numerosas asociaciones decididas a juntar fuerzas y volundad para estimular el debate democrático en plena campaña electoral en Alemania.

¿Qué piensan y sienten los alemanes?, ¿Cuáles son sus esperanzas y temores? Para romper el hielo, ShaiJulia Tilmann proponen tomar un café y picar algo a los transeúntes. Con intriga, se sientan alrededor de una mesa preparada la ocasión, justo al lado de un enorme autobús de dos plantas, equipado con cocina y un saloncito para conversar.

Todas las opiniones son bienvenidas. No existen temas tabú. Las conversaciones más habituales, no obstante, giran en torno a la convivencia y el racismo. Muchos de los viandantes son jubilados que, camino del mercado, se paran y terminan inmersos en una conversación. Hablan de su jubilación, de cómo sienten que su nivel de vida ha decaído, de su temor a que el país cambie con la llegada de refugiados. En un mismo día también las personas de origen inmigrante cuentan los retos a los que se enfrentan para integrarse. 

Del cuatro al diecisiete de septiembre, un equipo formado por una quincena de participantes, la mayoría jóvenes y de entorno asociativo, ha hablado con más de quinientas personas de trece lugares diferentes. Comparten sus acciones en redes sociales y tienen un videoblog, donde describen todos los encuentros y eventos que organizan.

Su periplo ha acabado en Berlín, los voluntarios han reunido las quejas en tres grandes ejes: el país, la ciudad y el futuro. ¿Cuáles son los problemas de las personas y cómo podemos dar respuesta?", se pregunta Julia Hübner. "Trataremos de hacer llegar un informe a los políticos".

El proyecto es apoyado por organizaciones ciudadanas como Offene Gesellschaft (Sociedad abierta) y fundaciones como Robert-Bosch-Stiftung. También ha salido adelante gracias a una campaña de micromecenazgo y una ayuda pública del Ministerio de Familia.

A través de la cocina, de la música, de pequeños conciertos improvisados, o un experimento de "contacto visual" (en el que miran a los ojos de un desconocido durante un minuto)... Han hecho lo que sea por poder entablar una conversación.

También es una manera de que todas las asociaciones participantes obtengan nuevos conocimientos y dinámicas gracias al trabajo de campo. El Social Impact Lab de Berlín, la comunidad "Get engaged", Salaam Shalom InitiativeKleiner Fünf o d’über den Tellerrand han formado parte de este autobús. 

Al final de este viaje de trece días, hemos grabado un vídeo con las impresiones de este viaje:

---

¿Quieres participar en Cafébabel? Propón tus ideas aquí.

---

Este vídeo se ha grabado con el apoyo de la asociación franco-alemana para la juventud (OFAJ).