Sevilla

"Despertar", el corto sobre el cáncer de mama que no habla del cáncer de mama

Artículo publicado el 19 de Octubre de 2016
Artículo publicado el 19 de Octubre de 2016

Hoy, 19 de octubre, Día Mundial contra el cáncer de mama, rescatamos el corto "Despertar" de Sara Gallardo y Antonio Campos, ganador del concurso DocuExprés en la última edición del Festival de Cine Documental Alcances, celebrado en Cádiz del 10 al 11 de septiembre.

Fundido a negro en el Gran Teatro Falla de Cádiz. Silencio sepulcral de un auditorio expectante. El escenario, famoso en el mundo entero por el Concurso de Agrupaciones Carnavalescas (COAC), se ha convertido en una enorme pantalla de cine. Es la noche del sábado 10 de septiembre de 2016 y el teatro gaditano acoge la gala inaugural de la última edición del Festival de Cine Documental Alcances. Empieza la banda sonora original del corto Despertar, obra de Miguel Ángel Ruiz Medina y Fernando Moreno, y con ella este canto a la vida, a la ilusión, a la sonrisa que es el corto ganador de DocuExprés, un concurso para todos los públicos que antecede al Festival y en el que los participantes tienen que producir, rodar y editar un corto en tan sólo tres días.

Dicen que a la tercera va la vencida. Y ésa parece ser la historia de los directores de este corto que es "un corto sobre el cáncer de mama que no habla del cáncer de mama": Sara Gallardo, de Relatoras Producciones, y el periodista Antonio Campos. Sara y Antonio empezaron su aventura en Alcances hace tres ediciones como "una manera de poder compartir tiempo juntos porque nos gusta trabajar juntos, pero profesionalmente nunca nos surge la oportunidad de hacerlo", nos cuenta Sara. Desde hace tres años, se guardan esos días en el calendario y disfrutan haciendo lo que les gusta. Este año, "después de mucho discutir, llegamos al cáncer de mama en positivo porque no queríamos victimizar a las mujeres, sino retratarlas como las guerreras que llevan dentro".

Así, después de contar la historia de las tres rosas de Tabacalera que fueron fusiladas por colgar una bandera republicana en la fábrica de tabacos en Cigarreras y de contar la inmigración a través de la música en Griots, llegó Despertar. "La idea era mostrar cómo Cádiz devuelve la mirada al cáncer, cómo la gente es capaz de transformar el dolor en algo positivo y, además, así consigue ayudar a mucha gente. Como el efecto mariposa, una cosa que empieza aquí y acaba transformándolo todo", nos cuenta Sara con su mirada serena y la voz firme de la guerrera que también ella lleva dentro.

"Y las mujeres, cuando vosotros llegáis y les decís, queremos hacer un documental sobre esto, ¿cómo se lo toman?", le preguntamos. "Ellas, todas, divinamente. No hubo ninguna que pusiera una pega a nada. Y además es un corto sobre el cáncer de mama, pero muy raro, porque en realidad no se habla del cáncer de mama. Bueno, hay algunas pinceladas, pero no es una cosa que sea evidente. Nosotros les pedimos hacer cosas que no tenían nada que ver casi con lo que ellas hacían y aún así se prestaron y en ningún momento nos pusieron ninguna pega", responde Sara.

Porque de lo que habla Despertar en realidad es de las ganas de vivir, de lo bonita que es la vida pese a todas las dificultades del camino. "El rodaje fue súperdivertido. En el mismo momento no nos dábamos cuenta verdaderamente de lo que estábamos consiguiendo", recuerda la co-directora que considera que el documental no puede ser algo estático con un guión prefijado. "Nos sorprendieron porque teníamos el miedo de buscar alegría y sonrisa y que fuesen unas personas serias", nos dice, "porque nosotros no sabíamos verdaderamente cómo ellas se tomaban su enfermedad; sin embargo, nos sorprendieron mucho". "Nos dieron una lección de vida a todos", resume. Esa lección que recibe cualquiera que ve esta historia, gracias a la mirada de Sara y Antonio.

"Cuando os dicen que habéis ganado, ¿qué sentís?", le preguntamos. "Yo grité como una loca. No sentí ni vergüenza por levantarme y gritar. Fue una sensación muy importante, pero ya no por ganar el premio nosotros, sino porque sentíamos que ganaban ellas, de hecho el premio lo hemos donado para ellas". Ellas son las mujeres que han plantado cara al cáncer de mama y que continúan su lucha contra la enfermedad en Agamama, el proyecto "Únicas y valientes", la tienda de estética oncológica "Vivir en rosa" o la AECC de San Fernando. Y que aquella noche del 10 de septiembre en el Falla fueron las verdaderas protagonistas: "Cuál fue mi sorpresa, que nunca había recogido un premio en el Falla, que cuando tú miras para adelante no ves nada y me enfrenté a un gran negro. Me dio un poco de pena porque yo esperaba verles la cara. Pero aún sin verlas, levanté el premio, señalé para adelante y todas aplaudieron como locas porque para ellas también esto no deja de ser un granito de arena más en la ayuda contra el cáncer de mama".