Sociedad

#CzarnyProtest, ¿réquiem por los derechos de las mujeres polacas?

Artículo publicado el 25 de Septiembre de 2016
Artículo publicado el 25 de Septiembre de 2016

El pasado jueves, frente al Parlamento polaco, hubo tres protestas. Dos de ellas, las organizaron el partido Razem, y el grupo Dziewuchy Dziewuchom, ambos en contra de la propuesta del Gobierno polaco de prohibir el aborto. Junto a ellos, un grupo con pósters en los que se mostraban fetos ensangrentados mostraba su apoyo a penalizar a aquellas mujeres que interrumpan su embarazo. 

La tensión empieza a aumentar entre las personas que se encuentran frente al Parlamento polaco. Mientras, en el interior del edificio, la élite política del país realiza la primera lectura de esta proposición de ley que pretende criminalizar a aquellas mujeres que interrumpan su embarazo. Tratan de demostrar que tienen un proyecto que merece ser escuchado. Curiosamente, según los diputados del partido en el poder, el (PiS), Derecho y Justicia, este proyecto se centra en el crimen de aquellas mujeres que ponen fin a la gestación por diferentes razones: haber sufrido una violación, tener problemas de salud o descubrir que el feto posee una malformación.  

Polonia es ya uno de los países de Europa con una de las leyes más restrictivas en materia de aborto. La interrupción del embarazo sólo se permite en tres casos. Si esta proposición de ley que se vota en el Parlamento acaba viendo la luz, estas tres excepciones dejarán de existir y las mujeres que lo practiquen, o que pierdan el feto involuntariamente, podrán acabar en la cárcel. 

En la sesión parlamentaria de este jueves, los diputados votaron sobre dos proposciones de ley: una introduce la prohibición total del aborto y la otra, completamente diferente, recomienda proponer en los colegios más clases de educación sexual y permitir el aborto hasta la duodécima semana de gestación. 

Tras votar, el Parlamento rechaza la proposción de ley de prohibir el aborto. Asismismo, el reférendum sobre esta cuestión, que había sido solicitado por el partido en la oposición, no tendrá lugar 

¿Y ahora qué pasa?

Marek Kuchciński, presidente de la Dieta (nombre que recibe la Asamblea polaca, ndlr), propuso que el asunto debían analizarlo la Comisión de política social y de familia, la de Justicia y la de Derechos Humanos. "Esta broma ya no tiene ninguna gracia", denunciaron activistas del grupo Save Women (Salvar a las Mujeres). El colectivo anuncia que el día 1 de octubre tendrá lugar una concentración. 

Dominika, que participó en la protesta del jueves, describe la situación para cafébabel: "Casi todo el mundo que vino llevaba puesto algo negro. Había muchos padres con niños. Los católicos allí presentes apenas eran unos pocos. La mayoría rezaba. Llevaban pósters horribles con fetos ensangrentados. El ambiente daba mucha pena".