Sociedad

Día Internacional del Voluntariado: Imagina un mundo sin voluntarios

Artículo publicado el 2 de Diciembre de 2008
Artículo publicado el 2 de Diciembre de 2008
Sería un mundo con al menos 140 millones de personas menos, la economía mundial perdería unos 400 mil millones de dólares, nuestro PIB descendería en torno a un 3-7% y millones de personas del sector servicios perderían su puesto de trabajo. Se acerca el día internacional del voluntariado (5 de diciembre), y nosotros recordamos la palabras de John Lennon

Probablemente también sería un mundo en el que la gente sonriera menos, en el que las comunidades locales se desmoronaran y en el que todo el mundo hiciera las cosas solo por dinero. A pesar de ser un fenómeno social, económico y humano enorme, el voluntariado a menudo es ignorado por la gente y por los encargados de tomar decisiones importantes.

* Imagina si todo el mundo viviera el presente… *

(Imagen: Volunteering England Image Bank)

Según una encuesta del Eurobarómetro realizada en 2006 (publicada en febrero de 2007, sobre la Realidad Social Europea), tres de cada diez europeos afirman estar involucrados de alguna manera en un servicio de voluntariado, y recordemos que la UE tiene ahora casi 500 millones de habitantes. La investigación de la John Hopkins University llevada a cabo en 37 países de todo el mundo (un proyecto comparativo del sector sin ánimo de lucro) contabiliza un número de voluntarios a tiempo completo de aproximadamente 140 millones de personas. Es decir, que si los voluntarios fueran una nación, serían, al menos, el noveno país más poblado del mundo. No obstante, el número exacto de voluntarios en el mundo sigue sin conocerse, ya que los gobiernos nacionales rara vez incluyen esta información en sus estadísticas. En consecuencia, existe un conocimiento insuficiente de la contribución de los voluntarios a la sociedad, a la economía y al desarrollo humano.

* Imagina que no hubiera posesiones, ni codicia o el hambre, que los hombres vivieran como hermanos…*

(Imagen: Volunteering England Image Bank)

Puede que te preguntes quiénes son estos voluntarios y qué es lo que hacen. Mira a tu alrededor: a menudo son miembros de tu familia, tus profesores o compañeros de clase, compañeros de trabajo, amigos y rivales. Personas normales y corrientes que, movidas por un compromiso personal y de forma voluntaria, sin recibir salario alguno ni moverse por intereses económicos, hacen algo en beneficio de otros individuos y de la sociedad en su conjunto.

A menudo prestan sus servicios voluntarios mediante y dentro de oenegés, asociaciones, clubes, organizaciones juveniles, etc. El voluntariado a menudo tiene lugar de manera informal y espontánea, por ejemplo cuando ayudamos a nuestros vecinos o en el caso de desastres naturales.

* Imagina a toda la gente compartiendo el mundo…*

(Imagen: Volunteering England Image Bank)

Los voluntarios son padres que ayudan en las escuelas, payasos en hospitales y orfanatos, personas activas en el mundo del deporte, en clubes de ocio o de mayores, defensores de un partido político o de los derechos humanos, abogados voluntarios, asistentes a refugiados, expertos en ayuda humanitaria, defensores de los derechos de los animales, activistas ecológistas, voluntarios en línea (especialistas en informática y traductores) y otros que toman parte en la vida de sus comunidades de manera activa. Sin embargo, el voluntariado no debería sustituir a ciertos servicios que han de ser prestados por los gobiernos. También hay que distinguir el voluntariado de ciertos trabajos no remunerados como pueden ser unas prácticas, u otras actividades que se llevan a cabo solo por el beneficio personal que conllevan. No obstante, la capacidad del voluntariado de cambiar e influir en la vida de las personas también ha de ser reconocida. Siendo voluntaria, la gente adquiere muchas competencias, tales como la capacidad de organización, de liderazgo o de empatía, por mencionar unas cuantas.

* Imagina que no hubiera países, nada por lo que matar o morir…*

Existen diferencias significativas entre los países y su tradición de voluntariado. En Polonia, Croacia u otros países post-comunistas, existen más jóvenes voluntarios. En Italia o España, por ejemplo, un gran número de voluntarios son jubilados de más de sesenta años de edad. En general, en Europa occidental, el voluntario medio es una persona acomodada, culta y de mediana edad. En el sureste de Europa, Centroeuropa y los países del este, la palabra voluntario sigue teniendo muchas connotaciones negativas, y siguen existiendo ideas equivocadas al respecto a causa del ‘trabajo voluntario’ o los ‘soldados voluntarios’ de su pasado comunista. Mucha gente piensa que el voluntariado consiste en trabajar sin ser pagado, y por tanto trabajar para nada.

* Imagina que toda la gente viviera en paz…*

(Imagen por cortesía de vk-red/ Flickr)

Los voluntarios merecen recibir apoyo del gobierno, de las autoridades locales, las instituciones de la UE y la sociedad en su conjunto. Esto les permite comprometerse con ciertas actividades más fácilmente y protegerlos de abusos para que lleven a cabo sus tareas. Las organizaciones de voluntarios realizan un gran trabajo para convencer a los encargados de la toma de decisiones para tener en cuenta las necesidades de los voluntarios y de su sector, como por ejemplo la CEV, una red de centros de voluntarios, y la campaña para nombrar 2011 como el Año Europeo del Voluntariado. Esto sin duda aumentaría el reconocimiento de las contribuciones de los voluntarios, celebraría sus logros y animaría a más gente a comprometerse activamente con la sociedad en la que viven. Como cantaba John Lennon, "You may say that I'm a dreamer, But I'm not the only one, I hope someday you'll join us, And the world will live as one…”, o en español, “quizá te parezca que soy un soñador, pero no soy el único, espero que algún día te unas a nosotros y que el mundo viva como uno solo…

La autora trabaja en la CEV, una red europea de 67 centros nacionales, regionales y locales de voluntarios en 27 países que promueven el voluntariado.