Sociedad

Europa se estrella contra el Día Mundial sin coches

Artículo publicado el 24 de Septiembre de 2007
Revista publicada
Artículo publicado el 24 de Septiembre de 2007
Los atascos generalizados en las ciudades europeas y mundiales demuestran que sin campañas públicas el Día Mundial sin coches es una fantasmada.

Era difícil ponérselo más fácil a los ciudadanos de Europa. El Día Mundial sin coches este año ha caído en sábado, cuando menos necesidad hay de tomar el coche para desplazarse en la ciudad. Además, el sol brillaba en la práctica totalidad del continente invitando a sus ciudadanos a caminar y pasear por sus aceras. Aún así, los atascos durante toda la jornada han sido la tónica. Imágenes de mal augurio para el cambio climático.

Madrid: vámonos que nos vamos

Ya es sábado 22 de septiembre. Son las nueve de la mañana en Madrid, cuando apenas la gente se acaba de acostar tras la primera noche canalla del fin de semana. Alrededor de la céntrica estación de Atocha, rugen ya los bólidos en busca de semáforos.

Almendralejo (Extremadura): en coche a por el pan

En España se suele decir que en las ciudades de provincias la “gente coge el coche hasta para ir a comprara el pan”. Son las 09.30h y estamos en Almendralejo una ciudad de 25.000 habitantes en Extremadura, la región más rural de España. Debe ser que este día todos han decidido desayunar tostadas de pan con aceite y azúcar porque las rotondas empiezan a presentar un tráfico denso.

Stevenage: el cinturón de Londres

La periferia de Londres y sus cinturones de autopistas se colapsan a diario. Hoy, en Stevenage, a 60 kilómetros de Londres, son las 11.30h de la mañana y ya empieza a verse tráfico denso en uno de los típicos pasos a nivel ingleses.

Nantes: viaje al centro del embotellamiento

Nantes, la ciudad de Julio Verne, no se libra tampoco de los atascos. Son las doce del mediodía y este es el panorama que presenta una de sus rotondas de acceso al centro de la ciudad.

París se lo pasa por el Arco del Triunfo

Paris220907

envoy par cafebabel

Ahora son las 15.30h, hora punta de la siesta y, en París, hora punta de compras un sábado soleado como este. Sus habitantes han hecho oídos sordos a la propuesta de dejar aparcado el coche y el Arco del Triunfo alimenta sin cesar de coches los Campos Elíseos repletos de tiendas y de turistas.

Budapest: salvando el honor de los europeos

Son las 16.30h en Budapest y por fin encontramos una ciudad verdaderamente comprometida con el Día Mundial sin Coches. Este sábado una de las principales arterias de la ciudad, la avenida Andrássy, ha sido cerrada al tráfico rodado. Los lugareños la recorren sin temor a ser atropellados mientras visitan los estands de información montados a tal ocasión sobre educación vial.

Por unas calles más allá circula la gigantesca procesión ciclista que cada año sale a las calles de la capital húngara para pedir al gobierno local más kilómetros de carriles-bici. Este año, la comitiva ha alcanzado los 35.000 participantes.

Bangkok: el futuro puede esperar

En el resto del mundo, el seguimiento de esta jornada ha sido también pobre. Para muestra, este botón: son las 20.00h en Bangkok, anochece, y cualquiera diría que sus habitantes duermen todos este sábado en la calle.

Han participado en esta galería: Fernando Navarro, Alma López Figueira, Mª Concha Hierro del Hoyo, Judit Jarádi, Fabian Thun, Hélène Bienvenu y Tim Neale