Sociedad

Hungría: Propaganda para hacer regresar a los jóvenes “disidentes”

Article published on 3 de Enero de 2012
Article published on 3 de Enero de 2012
Gulash, cottage chocolate cheese, almas gemelas y acuñar un término pasado de moda para hacer que regrese una generación de expatriados. La máquina de propaganda de Hungría, dirigida por el partido conservador en el Gobierno, Fidesz , y varios jóvenes afiliados, no está cumpliendo con sus leyes ni con sus listas según Béla Soltész.
Además, estos días, los manifestantes se han echado a las calles húngaras para protestar contra la nueva Constitución, que entró en vigor el 1 de enero de 2012.

El descontento se acrecienta, especialmente entre los jóvenes húngaros con un nivel de educación alto. El hecho de que este colectivo siempre haya estado dispuesto a estudiar y trabajar en el extranjero no es nuevo. Sin embargo, recientemente, cada vez más húngaros planifican su futuro fuera del país para el resto de su vida. En un popular vídeo de youtube en el que se anuncia una gran manifestación anti gobierno el 23 de octubre, una joven húngara canta una canción titulada No me gusta el sistema: “No me gusta que mis amigos y familiares estén a punto de abandonar este país”.

En la canción original (en húngaro) se utiliza una palabra extraña para expresar el concepto “abandonar este país”: Disszidálni, que significa “convertirse en disidente ”. En el contexto húngaro significa abandonar el país por motivos políticos. La palabra ya no se utilizaba desde la caída del comunismo a principios de los noventa. Hasta este año.

El partido conservador del Gobierno, Fidesz, ha utilizado su mayoría de dos tercios en el Parlamento para recrear las instituciones democráticas a su gusto. Una organización juvenil pro Fidesz, IKSZ , realizó el primer intento para hacer regresar a los “disidentes” con su proyecto gyerehaza.org (vuelve a Casa.org). Su lista de diez argumentos para regresar a Hungría incluye el goulash y el cottage cheese chocolate (en dos puntos separados), chicas y chicos atractivos y la incomparable sensación de estar en casa, donde uno ha nacido y ha crecido. Otro vídeo, realizado por otro grupo juvenil pro-Fidesz, uj generacio, cuenta la historia de un chico y una chica que se enamoran y renuncian a su plan de emigrar porque se dan cuenta de que todo lo importante en sus vidas está en Hungría.

Aparte de la propaganda de mal gusto, también hay intentos más severos del gobierno para tratar de que los jóvenes húngaros se queden en el país. Una nueva ley de educación superior obligaría a los graduados a devolver el coste de su educación (supuestamente gratuita) si se mudan para ir a trabajar al extranjero. Sin embargo, se espera que 2012 sea un año de dura recesión económica en el que habrá un clima político asfixiante y crecerá el descontento en Hungría. Se espera que los jóvenes húngaros hagan lo mismo que hicieron sus abuelos disidentes en los años 60 y 70; esto es, actuar en contra del Gobierno.

Leer más en el blog del equipo de cafebabel.com Budapest

Fotos: portada, captura de vídeo de (cc) youtube; vídeos: (cc) youtube