Sociedad

Portugal: un pequeño país con grandes esperanzas

Artículo publicado el 29 de Junio de 2007
Artículo publicado el 29 de Junio de 2007
A partir del 1 de julio Portugal sucederá a Alemania en la presidencia de la UE durante seis meses. Un vistazo entre bastidores de la República Portuguesa.

“Portugal no es un país pequeño”, me aclaró un título de un libro de la Fnac de la estación de metro Baixa-Chiado, una de las tiendas de libros y discos más grande de Lisboa. El título hacía referencia al nombre de un mapa portugués salido de la pluma del oficial de marina Enrique Galvão, que databa de las conquistas coloniales de los años treinta. “Portugal não é um país pequeno!”, ponía en letras grandes.

Como país situado en el punto más occidental de Europa, los únicos vecinos de Portugal son al este España y al oeste el Atlántico. La situación geográfica del país contribuyó en el siglo XV a la buena reputación y a la riqueza de Portugal, gracias a los numerosos descubrimientos de nuevos países y continentes que llevaron a cabo los navegantes portugueses. Sin embargo, a pesar de los meses de sol que el país puede ofrecer y del florecimiento del sector de servicios –sobre todo el turismo- , de la agricultura y de la pesca de alta mar, muchos portugueses emigran al interior de la Península Ibérica, para probar suerte en España o al otro lado de los Pirineos, en Francia.

¿Portugal en crisis?

Según muchos portugueses, Portugal se encuentra en una profunda crisis económica, que se intenta abordar en debates y análisis públicos de reforma. Las cifras de desempleados han subido rápidamente en los últimos años hasta alcanzar el 8% y muchas empresas no han podido soportar la presión de la competencia internacional. Además, Portugal rechaza la pauta del 3% de déficit público anual de Maastricht. El estancamiento del crecimiento económico es la causa de que mucha gente del país trabaje en el extranjero durante algunos años. Los asalariados que se quedan en el país son pocos –el salario mínimo legal en este momento es de 470 euros-, mientras que el costo de vida ha ido subiendo en los últimos años. Los grandes periódicos diarios y semanarios, como el Expresso o el Jornal de Noticias tratan ampliamente tanto los desafíos económicos como los problemas del sistema sanitario y de pensiones.

Todo empezó de una forma muy bonita. La entrada en la Comunidad Europea (CE) en 1986 fue tomada de forma muy positiva por el pueblo portugués. Portugal, que entonces era el país más pobre de la UE, recibió de repente riqueza. Como receptor neto de la unión, la cotización del país en 2004 fue de 3.120 millones de euros menos que el apoyo económico que desde Europa se envió a Portugal. Debido a ello, la ampliación hacia el este de la UE fue vista en el extremo occidental de Europa con gran recelo. Se temía que los nuevos países entrantes remplazaran a Portugal como lugar económicamente atractivo –con salarios bajos y personal cualificado-. La emigración de trabajadores cualificados hacia otros países de la UE no podía detenerse. Cerca de dos millones de portugueses viven en el extranjero.

Soluciones a la crisis

Hace ya 5 años que Nuno dejó Portugal, su país natal, para trabajar como especialista en tecnología de la información en Londres. Según él, un motivo del deterioro de la economía es que “después de la dictadura de 40 años de Salazar y su seguidor Marcello Caetano, se perdió la oportunidad histórica de reformar el país y con ello alcanzar un fundamento para la transpariencia política y el éxito económico.”

Los jóvenes portugueses critican con dureza la gran influencia –para los estándares de Europa Occidental- del ejército en la política. Catia Castro trabaja como ingeniera en un distrito a las afueras de Lisboa y piensa “que el ejército en Portugal ocupa un lugar demasiado importante en la política diaria”. Treinta y tres años después de la Revolución de los Claveles, que en Portugal dio comienzo a una nueva era ayudando al país a conseguir un nuevo sistema democrático, el ejército portugués posee un lugar muy preciado en el país. “La revolución de los claveles fue dirigida por militares, pero yo soy de la opinión de que el destino del país debe estar dirigido por civiles”, dice Catia Castro.

Su novio, Bruno, añade que el problema en Portugal no es sólo la influencia del ejército, sino que los intereses económicos no están separados de la política. Esto lleva finalmente a un sistema “con una transparencia mínima y mucho nepotismo”. A pesar de ello, la esperanza de la población joven es grande. José Sócrates, primer ministro portugués desde 2005, ha llevado a cabo reformas económicas significativas desde su toma de poder y aboga por una Europa más poderosa a nivel de la estrategia de Lisboa.

El sentimiento vital portugués

Que los portugueses, a pesar de los desafíos de hoy en día, no han perdido el gusto por las celebraciones, se demuestra cada año el 13 de junio, el día de Santo António, patrón de Lisboa, cuando, tres días después del día nacional, el casco antiguo es de nuevo protagonista. Semanas antes, jóvenes y mayores decoran con guirnaldas las bonitas callejuelas y casas antiguas para el gran día y todo portugués que vive en el extranjero intenta volver a casa al menos un par de días. “Saudade” –que significa “nostalgia, melancolía y pertenencia” y que conceptualmente sólo se puede expresar, por no decir traducir, con dificultad- es en Portugal junto al Fado la expresión de su actitud ante la vida. A veces basta una pequeña palabra para describir, desde Oporto hasta el Algarve, a todo un país de abolengo.

Principales eventos de la presidencia portuguesa de la UE

5-7 de julio 2007: Reunión informal del Consejo de Empleo en Guimarães, noroeste de Portugal. Los ministros de los Estados miembro discutirán sobre el desempleo en la UE. Una solución propuesta por Portugal es el incremento de la inmigración para compensar el déficit de trabajadores.

31 agosto - 1 septiembre 2007: Reunión informal del Consejo de Medio Ambiente en Lisboa, Portugal. Los ministros de medio ambiente discutirán aspectos de la política de sostenibilidad como el cambio climático, escasez de recursos hídricos y biodiversidad.

7-8 septiembre 2007: Reunión 'Gymnich' en Viana do Castelo, norte de Portugal. Los ministros de asuntos exteriores tratarán la política exterior de la UE y el papel de la UE en la escena internacional. Estará centrado en las relaciones EEUU-UE y las relaciones con países vecinos y con terceros países.

18-19 octubre 2007: Reunión informal de los Jefes de Estado y de Gobierno en la capital portuguesa para discutir materias de interés estratégico de la política europea. Entre otras, el intento de adaptar la UE a la nueva amenaza abierta tras el 11-S y el análisis de la Agenda de Lisboa, la cual persigue el incremento de la competitividad de la UE en el mercado internacional para 2010. En dicha reunión podría presentarse y aprobarse el texto definitivo del nuevo Tatado Simplificado para Europa.

15-16 noviembre 2007: Consejo de Educación, Juventud y Cultura en Bruselas, Bélgica. Se propondrá una resolución relacionada con el (Pacto por la Juventud) aprobado en votación en Marzo de 2005. El objetivo es el incremento de la capacitación, movilidad, integración vocacional e inclusión social de los jóvenes europeos.

13-14 diciembre 2007: Reunión del Consejo Europeo en Bruselas, Bélgica. Los Jefes de Estado y de Gobierno se reunirán con el presidente de la Comisión. Puntos candentes son la ampliación de la Unión Europea a Turquía y la cooperación activa en el Mediterráneo, lo cual se prevé que origine un amplio debate.

Akli Hadid (Seúl)

Traductor: Nicolás Ibáñez Rivas

Foto: José Sócrates, Primer Ministro de POrtugal (Comisión Europea)