En Portugal, una canción salva a la generación precaria

Artículo publicado el 4 de Marzo de 2011
Artículo publicado el 4 de Marzo de 2011

Parva que sou ("Tonta que soy") ha realizado un pequeño milagro en Portugal. La canción del grupo Deolinda hace hablar de ellos desde hace un mes, con su mensaje al hilo de tiempos precarios. "Pertenezco a una generación privada de salario... Y me pregunto cómo es este mundo estúpido donde, para convertirse en esclavos, hace falta estudiar", se lamenta la cantanta Ana Bacalhau. Los diputados portugueses acaban de votar una ley para terminar con las prácticas no remuneradas. La prensa portuguesa ve aquí una reacción al debate levantado por la canción. Sin ninguna duda, había diputados en los conciertos de Deolinda.