Voglio Credere Così - Creer a mí manera

Iglesia jedi: entre el lado oscuro y el luminoso de la fuerza

Artículo publicado el 26 de Julio de 2017
Artículo publicado el 26 de Julio de 2017

Todo empezó en 2001, cuando 390.000 personas rompieron los esquemas del censo religioso de Inglaterra y Gales y se declararon jedis. Dieciséis años más tarde, la Iglesia Jedi, con Daniel Morgan Jones, trata de construir una nueva espiritualidad, donde el mindfulness y las artes marciales tienen especial importancia.

Brístol, Reino Unido, año 2042, domingo, once menos cuarto de la mañana: “Rey, Han, coged el sable que llegamos tarde a misa”. Una familia de cuatro miembros ataviados con capas y espadas láser bajan por Gloucester Road, donde se encuentran con otros tantos vecinos que visten idénticos ropajes. Parece una escena distópica sacada de Black Mirror. La fantasía del cine convertida en realidad y no viceversa.

El jediismo es un movimiento que establece como precepto moral y espiritual a los jedis, personajes ficticios de la Guerra de las Galaxias. A medio camino entre un monje budista y un samurái, estos respetados individuos buscan acabar con la oscuridad del universo a través de la luz. Es decir, a partir de sus poderes místicos traer el orden y paz a un universo corrompido por el poder.

Su origen se remonta a 2001, prehistoria de la viralidad, cuando una campaña más o menos orquestada consiguió que 390.000 personas indicaran en el censo oficial de Gales e Inglaterra que profesaban la religión jedi. Seis años más tarde, en 2007, se comienza a articular como movimiento y ahora, tras un parón temporal, la Iglesia Jedi ha lanzado una nueva web, donde explica su filosofía, ideas principales y comparte contenido y material formativo para los curiosos padawanes.

¿Pero puede considerarse al jediismo una religión? Desde la web de la Iglesia Jedi ofrecen una respuesta abierta: “La decisión respecto a si es una religión o no debes tomarla por ti mismo, aunque esta elección quizá sea irrelevante, puesto que ante todo este es un movimiento espiritual y filosófico". Sin embargo, el siete de marzo de 2016 el jediismo solicitó ser reconocido como religión, algo que rechazó el UK’s Official Charity Regulator (entidad reguladora religiosa de Reino Unido).

La demanda fue solicitada por el Templo de la Orden Jedi, no por la Iglesia Jedi: "Esta petición procede de otra orden, de un movimiento jedi cristiano, no de nosotros", afirma Daniel Morgan Jones, cabeza visible de la Iglesia Jedi. El propio Jones ya se desmarcó en su momento de esta sentencia desfavorable hacie el Templo de la Orden Jedi, reconociendo que ellos seguirían trabajando al margen de esta decisión. Además, mostró su convencimiento de que en un futuro la situación sería bien diferente: “Nuestro estatus cambiará en los próximos cinco años”, recoge la BBC

Ser una comunidad principalmente digital, donde hay una falta de claridad en su estructura, creencias, principios y prácticas son algunos de los motivos que esgrimió la entidad reguladora británica en un documento de diez folios.

En su sitio web oficial la Iglesia Jedi despacha su idea y definición en cinco párrafos, donde resume el concepto de fuerza, su filosofía digital, así como la compatibilidad de ser jedi y también seguidor de otro credo religioso o, directamente, ateo. El propio Jones reconoce que el jediismo se aleja del dogmatismo: “No tenemos normas, pero sí determinados conceptos filosóficos a seguir [...] Es un proceso de aprendizaje vasto que necesitamos incorporar a nuestras vidas, pero no de una manera estricta”.

La Fuerza

El jediismo es un movimiento que promueve la meditación como medio para relacionarse con la fuerza. No obstante, esta no es la única fuente de la que bebe. También estrecha lazos con las artes marciales: “Creo que la principal base es el mindfulness. También practico taichí y creo en la reflexión, en pensar sobre las cosas. Tener un rato para reflexionar, que puede ser a partir de la meditación. Probablemente, esta sea una de las claves”, explica Jones.

El objetivo no es otro que conectar con el lado luminoso de la fuerza, pero qué es la fuerza: “Hay un lado muy oscuro en el universo que está oprimiendo muchas cosas. Es algo muy sensible, es tan profundo que no puedo hablar correctamente sobre ello, porque puedo poner mi vida en riesgo al hablar sobre estas cosas, sobre la fuerza. Pero teniendo el conocimiento sobre las fuerzas puedo ayudar a la gente para que lo venza y lo derrote. Con entrenamiento, práctica, cambiando la forma de vida y aprendiendo a tratar con el lado oscuro, sin preguntar directamente a la gente". En otras palabras, el lado luminoso es la parte positiva de un poder metafísico y ubicuo que el jedi debe dominar para que prevalezca esa luz. 

Para ello, la Iglesia Jedi ofrece una serie de cursos y ejercicios en su web. Estos se dividen en diferentes módulos y niveles: relajación, vivir a gusto, creatividad, etc. De todos los cursos que aparecen en el sitio web, solo se encuentran disponibles al público general los dos más básicos. Además, el próximo dieciséis de noviembre Jones publicará el libro Become the Force: 9 Lessons on How to Live as a Jediist Master con un precio de trece libras.

Los dos primeros cursos son gratuitos, pero tal y como reconoce Jones otros módulos no lo serán: "Habrá formaciones de pago, pero si alguien no puede afrontar ese gasto podrá realizar labores de voluntario en la web y, a cambio, recibirá la formación". El nuevo sitio web de la Iglesia Jedi, lanzado el pasado cuatro de mayo (coincidiendo con el Día de Star Wars), está diseñado como una tienda digital, donde los usuarios registrados pueden comprar merchandising, ordenar los precios de menor a mayor y acceder a la cesta de la compra. Jones afirma que en la actualidad la Iglesia Jedi se mantiene gracias a las donaciones de sus miembros. Sin embargo, no existe ningún botón ni espacio habilitado en la web para donar dinero ni hay una sola mención sobre donaciones en su cuenta de Twitter desde 2010, cuando pidieron ayuda económica con el objetivo de, precisamente, ser reconocidos  por el Official Charity Regulator.

¿Cuántos jedis hay?

390.000 fueron las personas que decidieron registrarse como jedis en Inglaterra y Gales en 2001. Dieciséis años más tarde resulta un tanto complicado cuantificar las personas que forman parte de esta comunidad. Jones habla de medio millón de seguidores alrededor del mundo y se enorgullece del tráfico que recibe la web día tras día. Sin embargo, no existe un censo oficial. A pesar de las cifras que manejan. el número de fieles practicantes en la Iglesia Jedi parece bastante alejado. El primer bloque formativo (el más básico) cuenta con entre quince y cincuenta y tres aprendices, dependiendo del módulo escogido (dato recogido el 07/07/2017).

En el foro del sitio web tampoco detectamos una participación muy superior. El número total de usuarios, tanto activos como inactivos, es cincuenta y seis y la participación real es más baja: el hilo con mayor actividad es el de bienvenida, donde siete usuarios han escrito un total de diez mensajes (dato recogido el 07/07/2017).

Lo que sí está más claro es el número de acólitos más cercanos, así como sus labores: “Tengo un pequeño equipo de colaboradores y cada uno se encarga de diferentes áreas”, afirma Morgan. El organigrama de la Iglesia Jedi está compuesto por dieciocho personas cada una con su propia función. En este equipo encontramos un encargado del desarrollo web, un responsable de meditación u otro de artes marciales. También hay un experto en parapsicología, otro en efectos paranormales e, incluso, un especialista en el efecto Mozart (corriente que defiende que existe una serie de beneficios relacionados con escuchar música de Wolfgang Amadeus Mozart), así como un encargado de los enlaces matrimoniales.

Relación con otros credos

Al igual que religiones tradicionales, desde el jediismo se ofrece la posibilidad de celebrar bodas o funerales siguiendo su propio rito, aunque de una forma un tanto pragmática, puesto que ofrecen servicios matrimoniales o funerarios tanto a aquellas personas que puedan buscar un ceremonia más próxima a un punto de vista religioso, así como a aquellos que simplemente quieran disfrutar de una experiencia lo más cercana a una película de Star Wars.

Eso no significa que Jones no vea diferencias entre un aficionado a la película y un miembro de la religión jediista: "Te puede gustar Star Wars y no sentirte atraído filosóficamente o puedes sentirte próximo a las películas y, además, estar interesado. La definición, al fin y al cabo, es una actitud mental. Puedes ser un fan de la Guerra de las galaxias que lo pasa bien con las películas y no hay nada de malo en ello. La diversión es el alimento final del alma, pero también lo puedes extrapolar y eso es lo que estamos intentando hacer".

Jones también deja claro en todo momento que se puede ser católico, musulmán o ateo y, a la vez, jediista. A pesar de que muchos miembros de religiones tradicionales no vean con buenos ojos este movimiento, ese es el caso de algunos católicos: “Me dicen que estoy equivocado, que estoy equivocado y que estoy equivocado, pero es algo que yo no les diría a ellos”, enfatiza Jones.

No es el único momento en el que ha sentido cierto rechazo. El líder de la Iglesia Jedi afirma que cuando ha sido entrevistado por el ente radiotelevisivo público de Reino Unido, la BBC, los periodistas le han planteado las preguntas a la ofensiva: “Hagas lo que hagas tienes la sensación de que te van a comer", añade. Esta misma sensación también se extiende al trato recibido por algunas radios religiosas. No obstante, Jones matiza que no se ha sentido realmente atacado, al menos nada fuera de lo normal. El líder de la Iglesia Jedi y los seguidores siguen su camino, decididos a vivir la espiritualidad a su manera, oscilando entre el lado luminoso y el oscuro de la fuerza.

---

Este verano, Cafébabel quiere conocer personas que han decidido vivir su espiritualidad de una manera diferente. Descubre nuestro especial sobre religiones alternativas a través de ocho reportajes.